domingo, febrero 26, 2006
Posteado por Libelula a las 10:55 p. m.



Estos pocos días del mes de Febrero, en lo que único que importa son las "celebridades" y los rumores de la farándula, hay miles de cosas relacionadas las cuales se pueden analizar.
Lo primero que se me pasó, fue Sergio Lagos.
Si le iba mal, su carrera sufriría una pequeña fractura, pero el ha sido inteligente y ha puesto huevos en distintas canastas.
Si le iba bien, su carrera terminaría de consolidarse como uno de los rostros más rentables de la TV Chilena.
Lejos lo más notables hasta el momento, ha sido la presentación de Coco Legrand -y aunque claro, más premios se llevó el
Ballet Folclórico Nacional (Bafona) (Ambas antorchas y en forma extraordinaria dos Gaviotas de Plata) ya que este supo decir tal cual un bufón, verdades de una manera tan graciosa que la gente se comenzó a reir de su propia realidad.
Nos comenzamos a reir.
Un público callado y respetuoso puso atención.
Yo no sé si las personas luego de reirse de su propia idiosincracia y sus propios errores, logrará cambiar algo.
Tal vez solamente sirve como un bufón, nos dice nuestros errores de una manera tan divertida que no nos llega.
Es solamente endulzar las palabras.
Pero siguen siendo palabras.
Dulces o no, deberíamos escucharlas.
Creo que nada de lo que dijo era mentira, y aunque a las pocas horas ya casi todo ha sido olvidado, hay algunas ideas que nunca se me irán por lo ciertas que son.
Y bueno, como todos los años, creo que eso fue lo único rescatable.
Para que hablar de Joe Vasconcellos.
Una perdida por donde se le mire.
Perdida de tiempo para aquel que le vé.
Hace AÑOS que no tiene algo nuevo que mostrar.
Sigue siendo el artista-desaliñado-desafinado con un éxito en su vida "musical" al cual le da como un recurso inacabable.
Es cierto que el canal no puede contratar muchos artistas de "gran tamaño" pero obligarnos año a año a ver ese sujeto, por donde se le mire, es una tortura.
Para el festival, y para todas las páginas que ocupa en el diario una noticia así.
En esos momentos, es cuando el "monstruo" debería tragarse a algunos.
O a la gran mayoría.
Y este año, como todos los años, Viña tiene Festival.
Para pena de muchos.
 
sábado, febrero 25, 2006
Posteado por Libelula a las 3:05 p. m.


Es impresionante como sentada en el mismo lugar que casi todos los días estoy, me siento perdida.
Perdida por no saber que hacer, ni por saber que decir.
La mente humana funciona de unas maneras demasiado extrañas.
A veces cuando no hay nada de claridad, nos sentimos más tranquilos por que aquello no tiene solución a nuestro alcance.
Y cuando las cosas están al alcance de la mano, todo se desvanece y se crea una confusión.
Confusión al sentir, al pensar, confusión en general.
Creo que mi problema en este momento es no querer generar expectativas.
No quiero que me vean como algo que no soy.
O que tal vez soy pero temo volver a serlo nuevamente.
Como explicar que un tornado puede tener mil consecuencias además de las que se ven?
Es como el caso del huracán Katrina. Destruyó todo a su paso, fue noticia durante mínimo dos semanas, y ahora, cuando la ciudad sigue destruida, nadie lo recuerda.
Así mismo son los tornados que atacan nuestra vida.
Impredecibles y dañinos.
Por eso, antes que venga el próximo, hay que estar preparados.
Yo no quiero ser un huracán en la vida de nadie.
Debe ser por eso que estoy tan confundida.
Debe ser, por que no quiero dañar ni ser dañada.
Debe ser, por que me siento perdida dando vueltas en algo que no logro comprender.
Debe ser, por que la vida me hizo ser un huracán este último tiempo.
O por lo menos, así me siento yo.
 
miércoles, febrero 22, 2006
Posteado por Libelula a las 4:23 a. m.

La experiencia enseña.
Enseña mil cosas más uno.
Me pregunto por que a la gente -en general- le cuesta tanto describir sus sentimientos, o aquello que están sintiendo.
Se supone que la diferencia entre querer y amar es "relativamente" poca, es la cantidad de amor que sentimos, según la gente a la cual le pregunté (y no fue poca)..
Me pregunto yo, no será un poco más que eso?
Cuando uno quiere comer.. un helado.. si lo deseara con más intensidad.. amaría un helado?
Las personas han confundido los conceptos hace muchos años -a mi parecer- y en realidad muy pocas saben realmente lo que es amar.
Amar no es querer con más intensidad.
Muchas personas -me incluyo- utilizamos mal la palabra "amar".
Muchas veces,en pareja, luego de los muchos "te quiero", nos lanzamos y decimos "te amo".
Y es sólo para demostrar que SI queremos mucho. Y muchas veces, también lo damos como respuesta fácil a un "te amo", para que no piensen que queremos menos...
Amar implica muchas cosas.. incluso amar los defectos de quien los lleva, comprender, comunicarse sin palabras, y darte cuenta, que pase lo que pase...
El amor, el verdadero amor, es incondicional.
Y esa incondicionalidad se aprende a respetar y a cuidar...
Amar es aprender a encontrar en la felicidad de otro, tu felicidad.
Algún escritor lo sintetizó muy bien a mi parecer, el es Enrique Barrios, que escribió esto sobre el amor.
Creo que nada puede ser más correcto.
Es tan dificil amar incondicionalmente.
Creo que hombres y mujeres se ciegan ante la idea de ser felices.
A lo muy bueno que puede ser algo, le buscan su "no se qué", y comienzan a ver problemas donde no los hay..
Cual es el problema de la gente para ser feliz?
Por qué no aceptar que con pocas cosas se puede?
Por qué nos cuesta tanto describir aquello que sentimos?
Será que en un mundo cada día más veloz, tenemos menos tiempo para sentir?
Será que cada vez que comenzamos a sentir porque tenemos tiempo para hacerlo, nos "ocupamos" con algo?.
Sentir es tan necesario como respirar.
Aunque no estemos concientes de aquello; respiramos todo el día y toda la noche, y claro que sí, toda nuestra vida.
Entonces, no sería bueno, de vez en cuando revisar cuales son las cosas que hacemos "por inercia" y comenzar a fijarnos como lo hacemos?
Cerrar los ojos, sin ruido alguno, y solamente escuchar el clamor de nuestra mente.. luego comenzar a sentir el silencio, un poco más allá nuestra respiración, sentir como la sangre viaja por nuestras venas, y luego, después de todo eso, en un grado de intimidez máxima, ver que es lo que sentimos realmente.
Hacer a un lado los problemas, y ver si es que tenemos algunas lágrimas guardadas, si hay algún chiste del cual no nos reímos, y comenzar a sentir todo aquello que es normal y que día a día ignoramos....
Comenzar a sentir.
S e n t i r.
Tal vez como tarea para la casa, por un día -ok, sé que pido mucho- por unos cuantos minutos, sentir.. buscar aquellas viejas cartas de amor, aquellos papeles guardados, aquellas fotos del recuerdo, contemplarlos, olerlos, sentirlos, escuchar y observar -ver no es suficiente, observar- aquellos pedazitos de vida, y ver que se siente.
A puerta cerrada.
Que se siente al leer una carta en papel, una fotografía de algo que significó algo en algún momento.. una flor seca.. un libro tal vez..
A puerta cerrada.
No sentimos realmente cuando tenemos que protegernos de lo que dirán las personas sobre lo que sentimos.
Porque no nos gusta vernos vulnerables.
Que nos descubran tal como somos.
Por que tenemos miedo al daño.
A sentirnos mal.
A saber que sentimos y no poder definirlo.
A no saber que sentimos.
A no sentir algo.
A sentir algo sin nombre.
A tener miedo.
Y tal vez todo eso se resume en una sola cosa... querer ser más racional que emocional.. ya que las emociones, por mucho que se intente, no se pueden controlar.
Y todos tememos tremendamente a perder el control.
Y perder el control de nuestros sentimientos, es tener miedo a sentir.
 
lunes, febrero 20, 2006
Posteado por Libelula a las 3:43 a. m.



Es como un sorteo el amor.
A veces salen las tapitas premiadas, en otra simplemente un "siga participando".
En el primer caso, nunca esperamos que sea así. La mayoría de las veces pensamos "ah.. otro "siga participando" más... y ahí viene la sorpresa. Es algo completamente inesperado.
Las tapitas premiadas, muchas veces queremos que duren para siempre, progresivamente se va convirtiendo en lo único que anhelamos, lo único que queremos para nuestro futuro, hasta que la promoción se acaba.
Es que cuando uno gana, nunca lee la "letra chica" del contrato para retirar el premio. Firma feliz y se va a la casa.
Y cuando comienza el problema "la letra chica", vease celos, infidelidad, malos tratos, violencia física y/o verbal y un sinnúmero de otras cosas... hay dos opciones; o lo rechazas, o te lo quedas e intentas cambiarlo.
Pero como cambiar a alguien que no quiere ser cambiado?
Mejor comenzar los cambios por cada uno.
Por mí.
Por tí.
Así cambios desde adentro.
Los siga participando en cambio, son todo lo opuesto. Esperas con ansias que sea el premiado, pero a penas ves un poquito, te das cuenta que está lejos de serlo.
Nunca abres la tapita, por que estás segura que será el premiado, y mientras vives con la emoción de que "será".. no alcanzas a darte cuenta que no lo es.
Y que nunca, por mucho que lo intente, podrá serlo. Por lo menos no para tí.
Me pregunto entonces, en que grupo me gustaría entrar.
Definitivamente me gustaría sorprender.
Es una cosa de actitud para saber cual de las dos tapitas eres tú.
Yo, por mi parte, no estoy dispuesta a ser un "siga participando"
 
sábado, febrero 18, 2006
Posteado por Libelula a las 12:25 p. m.

Milk & Cereal - G Love and Special Sauce.

Es impresionante como algo tan repetitivo nos puede llegar a gustar.
Hablo de esa canción y de la vida.
Día a día la rutina es la misma.
Estará ciertamente en nosotros que deje de ser rutinario?
O en realidad hay algo que nos amarra para que sea así?
Tal vez sería tiempo de cortar las amarras... es como estar a punto de descubrir el mundo, pero no tener el valor para saltar el muro.
Hace días yo lo salté.
Y cada día me impresiona más lo que descubro, lo que encuentro y como me encantan ciertas cosas que antes ni siquiera lo hubiese imaginado.
Y comienzo lentamente a tejer nuevas amistades, algunos amigos-amigos, otros que no quieren serlo tanto.. pero al fin y al cabo, me acompaña mucha gente que vale la alegría día a día.
Es como encontrar aquello que toda la vida teníamos perdido, pero que nunca lo habíamos notado.
O nunca lo suficiente como para emprender la búsqueda.
"Atreverse", esa debería ser la palabra clave.
Esa lo es.
Y claro, me atrevo, y creo que nadie más que mi enano amado xtobal compartió aquella tonta emoción.
Aquella noche en la cual llamé a algunas personas para que vieran que sí he cambiado, que sí estoy bien -más bien que nunca- y que supieran que lo que sucede es real.
La vida está ahí, esperando ser vivida.. y tantas veces nos cegamos a lo que creemos real o sincero..
Muchas de esas veces, debería haber escuchado mi cabeza.
Muchas?.. creo que todas.
Hubiese dolido menos, ya que yo hace tiempo no tenía los cojones para dejarlo. Y sabía que tenía que hacerlo. Pero no me atrevía.
Acá entra nuevamente la palabra "atreverse".
Muchas veces la cabeza nos da la respuesta que el corazón se ciega a ver.
Será correcto, hacerle caso solamente al corazón?
Yo creo que no. La experiencia me demuestra lo mismo.
Milk&Cereal dice tan poco, pero dice tanto.
Incluso -a mi parecer- dice que mientras más nos habituamos a lo mismo, más dejamos de ser lo que somos.
Espero que ni la rutina ni la costumbre termine por callar lo que nos dice la cabeza, aunque el corazón no quiera ver.
Atreverse.
Yo me atrevo.
Dejo todo aquello a lo que estaba habituada, para comenzar a conocer cosas nuevas.
O conocer más aquello que nunca conocí realmente.
Aquellos que en las noches me hacen reír con una tonta conversación, a aquellos que me hacen sonrojar, aquellos que proponen, aquellos que se la juegan, aquellos que creen...
Aquellos...
Es tiempo ya.
Los segundos están corriendos...
Y siento que ahora, no hay nada que esperar.
 
Posteado por Libelula a las 11:53 a. m.



Cada vez que uno entre amigos habla de religión, o se declaran agnósticos, o con una "religión propia"
Pero casi todos coinciden en lo mismo; Dios existe.
Hace un poco menos de una semana asistí a una misa católica.
Es a la única misa que voy en el año, una misa de "recuerdo" por alguién.
No, yo no soy de misas, ni de golpearse el pecho una vez a la semana por todas las cosas malas que hacemos, ni de dar una "ofrenda al Señor".
Ese es un punto que me llamó poderosamente la atención mientras luchaba por no quedarme dormida (esa noche me había acostado a las 5am.)
El "curita" dijo, "Y ahora, cantando (nombre que no recuerdo) le daremos la ofrenda al Señor"
O sea, compramos nuestro perdón con dinero?
Dios está más o menos contento con la cantidad de dinero que le demos a la iglesia, preferentemente el 1% neto de lo que ganamos?
Estará Dios más contento con un ejecutivo que tira un billete de cinco mil pesos, que con un obrero que da unas monedas?
Ofrendar.
Ofrenda. Buscando en un diccionario encontré los siguientes significados;
1. f. Don que se dedica a Dios o a los santos, para implorar su auxilio o algo que se desea, o bien para cumplir con un voto u obligación.
5. f. Dádiva o servicio en muestra de gratitud o amor.
"Muestra de gratitud o amor" No sería mejor, ofrendar a Dios o a aquel ser supremo con buenas obras? Ayudando al "projimo" y cosas de ese estilo?
Claro, para la iglesia e incluso para las personas, es más fácil entregar unas cuantas monedas en vez de ayudar realmente... por que después del Domingo a la salida de la misa, no se acuerdan de Dios nunca, salvo que tengan que pedir algo.
Otro punto que me llamó muchisimo la atención, fue cuando empezó a hablar de los enfermos. Dijo algo así como "los enfermos son pecadores, ya que si no lo fueran, no estarían enfermos".
Si Dios es amor, entregó a su hijo a un sufrimiento extremo para "salvarnos", podría castigarnos con enfermedades? Y además, quien es el encargado de ver que tan pecadores somos como para enviarnos las enfermedades?
Ahora con la publicación de la película "El CodigoDa Vinci", la iglesia se toma las manos y pide que no se haga al pie de la letra, ya que el libro lo único que quiere es dañar la imagen de la iglesia...
Para los que lo han leído, puede tener un poco de razón.
Yo lo leí (y todos los libros de Dan Brown) y tantas cosas atacando a la Iglesia no dice.
Ok, dice bastantes, pero si nada de eso fuera cierto, le importaría a la Iglesia las calumnias?
No lo creo.
Es que la Iglesia a travez del tiempo, se ha dedicado a mostrar las cosas como no son.
Que el sexo es pecado (ok.. que será que los curas tengan relación con los niños.....?)
Desde pequeños se nos muestra generalmente, como algo impuro, sucio... pero lo es si es algo nacido del amor?
Que Dios es amor y es un padre misericordioso (pero que igual castiga a los pecadores.. donde queda el perdón?)
Que la mujer siempre ha sido una pecadora.
Comenzando por la primera; Eva.
Y si es tan pecadora, como permitió enviar al hijo de Dios en una de ellas?
Creo que es hora que la Iglesia comienze a hablar con la verdad.
Y aunque lo crea, no creo que suceda.
Detrás de la gente que siente el "llamado divino a servir al Señor", hay gente con otros intereses.
Dinero.
Las riquezas del Vaticano son invaluables, pero aún así, hay católicos que no tienen para "parar la olla".
Bueno, creo que estaría de más seguir despotricando, al mundo no lo cambio yo.
Ni la iglesia.
Y creo no ser una persona mala, o sea, no quemo gatitos recien nacidos ni los ahogo, pero al ojo de la iglesia tampoco soy una chica buena creo.
No "confirmé" mi fe con una tonta ceremonia.
No voy todos los Domingos para creerme una mejor católica ni doy ofrendas.
Ahí ya dejé de ser tan buena como pudiese.
Y sí, después de misa, cuando toda la gente se va y se cree mejores personas para el resto de la semana, y jura que su vida cambiará por pedir perdón en misa, comiendo "cuerpo de Cristo".
Está tan equivocada.
Si Dios está en todos lados, porqué ir a buscarlo a una iglesia?
No sería mejor, rezar menos veces pero más honestamente?
Después de misa, quise preguntarle tantas cosas a quien dirigía la misa.
Pero sé, que el próximo año tendría que tragarme su mirada de odio.
Y eso que Dios es amor.
Y aunque no lo parezca, si creo en Dios.
Pero no en la religión católica.
 
miércoles, febrero 15, 2006
Posteado por Libelula a las 10:19 p. m.

Qué sucedería si hoy fuera mi último día?
Tendría cosas de "último minuto" para hacer o decir?
De cuantas cosas tendría que arrepentirme?
Estaría feliz con lo que he construido?
Yo creo que sí.. en realidad.. si mañana dejara de existir.. estaría feliz.. tengo a los mejores amigos, he querido y amado como debería, me la he jugado cada vez que vale la "alegría", he comido cosas exquisitas, he agradecido cuando corresponde, he aprendido a hacer las cosas que quiero, he disfrutado los pequeños instantes que me ha regalado la vida de la mejor manera...
He ideado castillos en el cielo y luego los he construido con dos manos más... aunque luego los hayamos destruido... miles de veces.
He bailado sin música bajo las estrellas de la mano de un jóven que me veía tal como yo era.. aunque yo no lo quisiera demostrar.
Simplemente por temor a que me hirieran.
Tal vez era muy jóven para entender el amor que él sentía por mí.. tal vez era muy jóven para entender todo lo que él quería para mí.
Tal vez si fuese mi último día, le agradecería por aquello.
Y le agradecería a todas las personas que han sido dulces conmigo, a aquellos que me han odiado, a los psicopatas que siempre conozco.. y a los que más me han odiado, los invitaría para el siguiente día.
Para que gente contenta acompañe mi frío cuerpo.
La carcaza antigua.
Aquello que le daba apariencia, que envolvía lo que soy.
Algunas personas piensan que el amor me ha cambiado.
Tal vez.
Pero sé que entregué todo de mí, que di todos los abrazos de oso que quise, que siempre intenté dar los besos más dulces, y que pelié las batallas hasta ganarlas, o definitivamente perderlas..
No dejé nada a medias.
Dicen que la energía no se crea ni se destruye.. se tranforma..
Puede el amor convertirse en cariño entonces.. y viceversa.
Si fuese mi último día, comería las frutas más ácidas para conservar el recuerdo del dulzor.
Si fuese mi último día, escucharía las canciones que odio, para extrañar aquellas que amo.
Si fuese mi último día, lo viviría tal como todos los días que he vivido.
Disfrutando cada segundo.
Diciendo que quiero y que amo.
Conservando distancias donde corresponde.
Acercandome a los que quiero.
Arrancando como siempre del tiempo.
Debe ser por eso que no utilizo reloj.
Por que nunca quiero ser una esclava de un invento tan cruel.
Mejor disfrutar momento a momento, lo que se tiene, lo que se es, y lo que se nos da para vivir una vida feliz.
Mejor, comienzo como si hoy fuese mí último día, ya que nadie tiene el futuro asegurado.
Mejor, comienzo a ser feliz desde hoy.
O por lo menos, a intentarlo.
Desde este instante.
Desde este minuto.
Desde este segundo.
 
martes, febrero 14, 2006
Posteado por Libelula a las 1:32 a. m.

"Pensamientos aleatorios...en el Día de los Enamorados del 2004.
Es un día de fiesta inventado para la compañía que hace tarjetas.
Para que las personas se sientan como una basura
No fui a trabajar hoy.
Tome un tren para "Montauk"
No sé por qué
Yo no soy una persona impulsiva."
Eternal Sunshine Of The Spotless Mind.


Día de los enamorados.
Dice tanto, pero tan poco.
Es que acaso existen enamorados?
Acaso existen esas personas que pierden la cabeza por amor, y entregan su corazón?
Claro que las hay -pocas- pero las hay.
Y en este día de San Valentín, a aquellos que se dan el tiempo de leer mis palabras (Mil gracias) quiero desearles -aunque esten solos- un feliz día.
Por que estar enamorado no sólo incluye a una persona.. se puede estar EN-AMOR-ado de tantas cosas..
De la vida, de la amistad.. de lo que no es todavía, pero se sueña..
A si que en este día, me gustaría que regalaran pequeños detalles.. Tal vez una flor arrancada del camino, un lindo correo (que para mala suerte de muchos ha desplazado al correo tradicional) o simplemente.. un lindo instante.
Es tan extraño el amor.
Tan irónico.
Tan incomprensible.
Porque cuando creemos tener todo... se nos escapa algo de las manos...
Habrá entonces, que dejar de construir castillos en el cielo, y construirlos en arena, entre cuatro manos, y dos corazones.
Feliz día de los enamorados.
Los enamorados que mienten, y aquellos verdaderos.
Para aquellos que se quedan, y para aquellos que salen corriendo, se escapan o se esconden.
En algún momento -queramos o no- seremos alguno de ellos dos.
Los que aceptan el amor, o los que le temen y escojen las segundas opciones para escapar lejos, lejos de lo más maravilloso que les entrega la vida, que les entregó desde el mismísimo momento de la concepción: El amor.
Es tiempo de entregarse al amor.

Recomendaciones para este día:
-Hacerlo un día más, es decir, convertir todos los días en un día de los enamorados.
-Ver "The Notebook".
-Regalar algo simple. (Una flor.. un atardecer.. las estrellas......)
-Disfrutar de comunicarse sin palabras.
-Entregar tanto como se quiere recibir (todos los días del resto de tu vida).


Mil thankz a los q se dan el tiempo de leer, y de comentar.
En serio q GRACIAS.
;3**
 
jueves, febrero 09, 2006
Posteado por Libelula a las 3:34 p. m.




Ayer, al menos 3 personas me dijeron algo que me quedó dando vueltas.
Tal vez soy la última mujer de la lista que tiene cosas que no transa.
Sigo haciendo mermeladas ("como abuelita?").. sí, como abuelita.. sigo escribiendo un montón de cosas como cuando era más pequeña -aunque publique aca el 5% de ello- sigo emocionandome con películas románticas cuando estoy sola, pensando que algo así me puede ocurrir.. o que hombres como esos si existen fuera de un set de grabación...
Sí, sigo haciendo cosas que la mayoría de las mujeres se avergüenzan, o simplemente no tienen tiempo para ello;hago mermeladas, cocino para los que quiero, hago galletas y pan de pascua para navidad, preparo una rica cena para mi familia en ocasiones especiales, lloro con algunas películas cuando estoy sola.. (ok, con muy pocas películas... y es solamente cuando sucede algo que yo quiero que me suceda,pero no ocurre...)
Hago peluches o animales con generos.. y muchas veces no alcanzo a regalarlos porque me encariño con ellos..
Como chocolate cada vez que no estoy completamente bien...
Y por mucho que me muero por un abrazo y caricias, no acepto algo que yo sé que no sería real.
Por lo menos no de ambos lados.
Del mío no.
Y soy de aquellas personas que no teme expresar demasiado.
Creo que en estos últimos días he dicho más de 50 veces "te quiero"... a mis amigos, a la gente que realmente quiero.. a aquellos que se están poco a poco convirtiendo en un engranaje especial en mi vida..
Y como comenzé hablando de películas, creo que mi actor favorito es John Cusack.
Tal vez te preguntas porque. Si no es tan bello como otros y mil blas más..
Ayer lo conversaba con pinwinito..
Debe ser porque proyecta una imagen de hombre dulce, porque en cada película que lo he visto, es un hombre dulce y jugado, porque es tan simple y tan común su forma de ser, que me imagino que pueden haber más hombres como él repartidos en el mundo..
Vaya estúpidez.
Eso se llama "idealizar".
Y se idealiza cuando se quiere algo y no se encuentra.. entonces a lo que conocemos.. adornamos para creer que si puede ser cierto..
Un gusano común y corriente lo podemos convertir en un hermoso gusano de seda..
Y es que las personas necesitamos creer, necesitamos sentir que todo puede ser un poco mejor...
Y yo, estoy esperando que se termine de bajar "Must Love Dogs", donde sale, justamente como protagonista, John Cusack.
He imaginar, nuevamente, que alguien como él si puede llegar a mi vida.
 
miércoles, febrero 08, 2006
Posteado por Libelula a las 2:44 a. m.


Románticos.
Me pregunto en que momento estos extraños seres comenzaron desaparecer.
Por cada muchas personas que conozco.. conozco a unos dos o tres que se sienten románticos como yo.
El resto, o no lo quiere admitir.. o simplemente no lo es.
Me pregunto donde se fueron aquellos hombres que regalan las estrellas, o la luz de la luna, que regalan atardeceres.. una flor silvestre arrancada por el camino..
Que son capaces de traspasar sus pensamientos "del corazón" a una hoja...
Aquellos que escriben cartas o mails melosos.. dulces como la mejor de las mieles..y que lo hacen por que les nace.. y no les avergüenza.
Gonzalo -mi persona recurrente en estos casos- es de aquellos.
De aquellos tontos romanticos que dan todo por alguien, que se la juegan, que escriben mails hermosos (los leo aunq no sean para mí, pq los comparte conmigo.. y siempre termino preguntandome cuando me llegará algo así >< )de aquellos aperrados hasta las últimas por alguien. Como yo. Yo soy de aquellas que está dispuesta a todo.. que con un poquito de cariño o amor abre su corazón para entregarlo incondicionalmente.. y muchas veces.. he salido herida. Y no aprendo. Siempre creo que la gente puede cambiar. Que pueden aprender y que el arrepentimiento sirve de algo. Y siempre estoy dando más de lo que recibo. Pero no me molesta. Creo que todos en la vida a veces entregamos mucho.. y en realidad.. es algo de lo cual estoy orgullosa.. Me siento bien viendo que cada día doy un poco más que ayer. Aunque la retribución sea poca. Por lo menos "es". Y con Gonzalo, estamos viviendo algo muy similar.. vaya las casualidades de la vida.. Los dos pelotudos dispuestos a mucho.. por personas que tal vez no. Lo peor.. es que no lo sabemos. Se perdió la certeza. Y creo que puedo hablar por los dos cuando digo que estamos cansados de esperar, de dar, de entregar.. Necesito tan poco y cuesta tanto. Si tan solo pudiesemos descubrir algún lugar donde los románticos se esconden.. creo que cambiaría tanto... Por qué cuesta tanto encontrar a alguien a quien simplemente amar? Sin peros ni demases? Tan tontamente romántica.. que sigo creyendo. Y de las cosas que las personas conocidas me dicen.. entre aquellas.. "tu mereces lo mejor", "tal vez no es para tí", y mil blas más.. Que vendría siendo lo mejor? Seguir buscando algo a lo que no le tengo pistas? Como tal vez no es para mí, si ni yo misma sé lo que quiero? (Ok, si lo sé.... pero me parece medio imposible ><)
"Tiempo al tiempo"
Odio esa frase a morir.
Siempre que alguien necesita escabullirse de algo.. te la tiran como si fuera lo más sabio del mundo.
Y no lo es.
Yo me canso de esperar actitudes, gestos y una infinita lista.
Me canso de ser yo.
De ser tan emocional y tan poco racional.
Me canso de esperar un abrazo de oso.
Me canso de esperar por un beso dulce.
Odio que los detalles desaparezcan.
Odio que las palabras lindas sean solamente eso.
Cuanto hay que esperar para que sean actitudes que reflejan algo?
Yo... no estoy muy segura de seguir dispuesta a esperar.. mucho más tiempo.
No entiendo razones, ni argumentos.. entiendo lo que me dice mi estúpido corazón sobre lo correcto y lo incorrecto.
Gonzalo es lejos una de las mejores personas que conozco.
Dulce, simpatico y tiernucho a morir. Está esperando lo mismo que yo.
Que se la jueguen a concho.
Ser el que se amarra al barco para mantenerlo a flote.
Hacer lo que sea por alguien.
Yo.. me muero por ser más cariñosa, más tierna, poder tener más detalles y mil cosas más.. pero.. pero... simplemente pero.
Hay que dar tanto por alguien que da poco?
Tal vez hay q aprender de las experiencias.. pero algo en mí me indica lo contrario.
Soy de las estúpidas que daría todo por un 1%.
Si es que ese 1% existiera.
Por lo menos, sé que no soy la última de la lista.
Sé, que por lo menos, quedan dos románticos en el mundo.
Sé, que dos darían en mundo si tuvieran la oportunidad.
O el mundo y un poquito más.
Por qué es tan difícil encontrar lo que se busca.
Por lo menos tengo una busqueda menos; Un amigo que me entiende, un amigo jugado, y que escribe mails hermosos...Gonzalo.
Sí... ese mismo que una noche de pena, me escribió algo que me hizo derramar algunas lágrimas.. de agradecimiento.
Otro hombre como él no hay.. y eso es una gran pérdida.
Si alguien sabe donde se fueron esos hombres jugados, que regalan atardeceres para endulzar un beso, por favor, hagamelo saber.
Yo necesito uno de esos.


Weezer - Falling for you.
Glup - Quiero que me quieras.
 
lunes, febrero 06, 2006
Posteado por Libelula a las 3:34 a. m.


A las personas que me gustaría hablarles.. están durmiendo.
Quien podría ser yo para interrumpir sus dulces sueños?
Comencé a pensar en un millón de cosas.. a bajar música para renovar un poquito el stock que tengo hace mil años..
Y bajé una canción muy especial.. luego otra.. y comenzé a recordar todas aquellas canciones que en algún momento marcan tu vida..
Aquella con la cual diste tu primer beso, o aquella canción tan especial que te hacía recordarlo...
O aquella que en un momento de tu vida, te marcó la vida.

Y entre todas aquellas canciones que ni pensé recordar.. encontré una que alguien me dedicó cuando estuve participando en un programa de radio..
Y recordé lo especial que fue ese momento...
Porque la llamada era para mí, y tuve que anunciar una canción que alguien creía especial y me la dedicaba con todo su cariño o amor o dasdas.
Y en ese momento.. fue tierno.
Mana - Eres mi religion.
De esa canción.. rescato algo que me tiene un poco identificada ahora...
"Iba caminando por las calles empapadas en olvido,
iba por los parques con fantasmas y con ángeles caídos,
iba sin luz, iba sin sol, iba sin un sentido, iba muriéndome.
Iba volando sobre el mar con las alas rotas ."

Realmente quiero encontrarme.
Yo necesito control.. y estabilidad.
En que momento abrí la ventana y dejé que el viento se apoderara de mí vida?
Habrá que cerrar la ventana, y comenzar a ordenar las cosas desde hoy.
Ya no hay más tiempo para trámites.
Desde hoy, comienzo a administrar mi vida, o por lo menos, eso pretendo hacer.
No más tiempos de espera.
No más entrega sin respuesta.
Como me dijo alguien por ahí "No hay nada peor que darlo todo y recibir una misería a cambio".

El conejo nunca estuvo en el sombrero.
Les doy mi palabra que no.
 
Posteado por Libelula a las 3:15 a. m.

Desde que la gente se creo el derecho a opinar de mí y de mi vida:
Soy especial
Soy calladita
Soy antisocial
Soy tierna
Soy linda
Soy simpática...
Y se supone que soy una larga lista de etc.. que las personas que me interesan que se den cuenta no lo notan.
Soy tantas cosas según la gente.
Pero no soy nada de lo que yo quiero ser.
De que me sirve ser tierna, especial y mil chucherías más si no puedo ser lo que quiero?
"Y que quiere ser?" Te podrás preguntar..
La respuesta es muy elemental...
YO QUIERO SER FELIZ.
 
Posteado por Libelula a las 1:34 a. m.

Fotografía: Anden 69.


Detesto a aquellas personas que prometen y no cumplen.
Me detesto a mí muchas veces.
Detesto creer tanto en las personas, en creer en todo lo que me dicen, y que nunca sean más que palabras.
Detesto el sonido que hacen las moscas y los zancudos al volar, detesto una llave de agua que gotea, detesto muchas veces el ruido de mi mente.
Ayer salí lejos de mi casa.. lejos lejos por mucho tiempo.. y lo pasé increible.
Aunque hasta a mi me suene extraño así fue.
Canté así desgarrando la garganta a ver si se iba un poco el dolor de mierda que me acompaña algunos días.. no bailé, pero tenía ganas.. hace tiempo que tengo ganas de tantas cosas..
Tengo ganas de ir al mar -aunque odio la playa- y ver una puesta de sol tranquilamente y sin voces. Incluso en ese momento intentaría acallar mis propias voces para oír el silencio.
Tengo ganas de dejar de pensar por algunos momentos y solamente sentir.. tengo ganas de besar, abrazar, correr, reir, estar con mis amigos..
Tengo ganas de que mis días sean alumbrados por un sol distinto.. Y por sobre todas las cosas.. en las noches ya no quiero tener pena.
Quiero dejar todas las cosas que me hacen daño bien bien atrás, dejar todo aquello que no puedo comprender ni solucionar.. dejar atrás todo aquello que no puedo manejar.. necesito un poco de control.
Saber que quiero y como lo quiero. Y además de saber.. poder..
El conocimiento no sirve de nada cuando no va acompañado de una acción.
Ayer hice algo que me sorprendió millones. Y estoy tan contenta de haberlo hecho, por que incluso si no hay acciones que lo acompañen, las hubieron.
Y adoré sentir aquella emoción, y aquel olor en mi pelo.
Me sentí como una niñita pidiendo el algodón dulce más grande.
Adoré mil cosas.. pero por sobre todo.. adoré como hablaba del amor y de la familia.
Como si realmente creyera en él...
Chicos como él deberían enseñarle al resto..
Pero bueno, eso es harina de otro saco.
Que frase más cierta aquella que alguien me dijo... "Los hombres son como los baños públicos; o están ocupados o estan malos"
Toda la razón para variar.
Estoy cansada de esperar, de sentir, de pensar, de ser tan buena niña.
Por qué será que los que son mis amigos son los que creen en el amor?
Por qué será que lo que yo necesito es que alguien realmente se la juegue por mí?
Tal vez soy muy complicada, y como no me entiendo yo, nadie más lo hace.
Sólo algunos pocos saben como pienso, y pocos de ellos completan mis frases.
Entonces, para esos pocos "aquellos", un tremendo abrazo (que realmente necesito) y un millón de gracias a: Cristóbal, Gonzalo e Ivan.
Aquellos que han demostrado estar ahí en el momento preciso.
Aquellos que me han demostrado tantas cosas.
Que han compartido tanto (incluso ese mail hermoso, con el cual comencé a esperar a que algún día, algún hombre me escriba algo tan hermoso como aquello...)
Aquellos que quiero como mis amigos.
Y aquellos que escuchan o leen las locuras hice, que hago, y que estoy dispuesta a hacer.
 
jueves, febrero 02, 2006
Posteado por Libelula a las 2:26 p. m.

A veces me miro al espejo y no me reconozco.
Como si otra persona se hubiese adueñado de mi reflejo.
Y me pregunto porqué me sucede eso.
Es a la única que le ocurre?
Tal vez el reflejo no es mío por el simple hecho que no me reconozco.
Tal vez las cosas que hago no son las que solía hacer, tal vez he dejado un pedazito de mí en algún lugar muy lejano.. y la que está detrás de ese espejo me lo está recordando cada vez que puede..
Es que acaso perdí algo tan valioso que muchas veces no me reconozco?
Es que acaso he dejado de ser la que era?
Espero que la respuesta de todas esas preguntas sea un categórico no.
Que miedo dejar de ser quien eres.
Que miedo a cambiar y conocer algo completamente desconocido sin poder aferrarse a algo.
Pero a la vez, que ganas de emprender una nueva aventura y caminar sin miedo en un lugar donde no conoces a nada ni a nadie, por lo cual nadie podrá juzgarte por tus errores anteriores.
Y me pasa sólo algunos días.
Que despierto.. me miro al espejo.. y por un breve lapso de tiempo la que se refleja no soy yo.
Es una persona muy distinta a mí. Que cada día se impregna con más sabiduría a lo que conocía.
Soy algo que sin ser nada se convirtió en todo.
Me extrañaba inmensamente.
Extrañaba mis tontas costumbres y aquellas cosas que simpre había hecho.
Extrañaba a la gente conocida querida, extrañaba a esas personas que me leían muchas veces el pensamiento.. o sabían exactamente que era lo que quería decir sin tener la necesidad de articular palabra alguna.
Extrañaba ser yo.
Por que sin darme cuenta había cambiado algunas cosas por algunas personas.
Había desechado actitudes y costumbres solamente por que a algunas personas no les agradaba.
Pero ya fue.. estoy aburrida de entonar siempre la misma canción para agradar.
Y no permitiré perderme en algo que no soy solamente para que no me miren como "bichito raro".
Me da lo mismo. Si hay personas que no me entienden, allá ellos con sus locuras.
Me dí cuenta que no necesito ser comprendida.
Con que me quieran es más que suficiente.
O simplemente con que me estimen.
Viene un poco a ser lo mismo no?
Volví a ser la persona de la cual estaba en algún aspecto un poco orgullosa.
Volví a estimar las cosas que hago.
Volveré a recibir regalos.
Ah si.. por que eso hace tiempo no lo hacía. Como que algo en mí me decía que no me lo merecía.
Y los rechazaba.
Y no era un problema de autoestima. Sino que sentía que.. no me merecía aquellas cosas.
Tal vez por que lo que yo quería era algo distinto.
Volveré a mirar los atardeceres cuando me sienta triste.
Volveré a mirar las estrellas hasta que no pueda soportar el frío.
Llamaré a la gente que tenía guardada en un cajón.
Tal vez.
Mejor me comprometo con poco...
A sí que mejor pensaré en ellos un poco más...
Y, aunque nunca he dejado de hacerlo, comenzaré a agradecer más seguido.
A mis amigos, a los que no lo son pero pretenden serlo, y a los que nunca lo serán.
Y comenzaré a mirarme.. y a reconocerme con todos los cambios que vengan.
Eso es lo que debo hacer.
Y está más que claro, que comenzé a escribir denuevo.
Por todas partes, cuando viene lo que tengo que decir.
Servilletas, boletas, incluso un pedazo de cielo.
Es que hay tantas cosas..
Pero tan pocas oportunidades..



Jewel - Near you always.
 
Posteado por Libelula a las 12:53 a. m.


Yo estaba en la u, tenía un compañero que me rogaba ser "el otro", mi patas negras..que no le importaba me decía, y claro.. yo podría haber aceptado. Total, era imposible que el pololo que tenía en ese entonces supiera.
Pero no acepte.
Simplemente por que creo en el amor. Y el amor conlleva respeto.
Si estás con alguién, se "supone" que es por que lo quieres, por que lo respetas, y por que no harías nada que lo denigrara como persona. Ni siquiera por un ratito.
Y en caso de querer tirar lejos el respeto, no sería mejor caminar derechos por la vida, diciendo la verdad de frente, y terminar la relación, la cual perdió respeto?
Yo creo que sí.
Y dicen que en una relación a distancia "felices los cuatro". Yo no creo en eso.
Y peor si estando en la misma ciudad te engañan.
Yo no engañaría ni aunque la otra persona estuviera en la luna, o en China.
Por que al engañarlo a él, me estaría engañando a mí.
Estaría diciendo que siento algo por él, pero en resumidas cuentas, no estaría sintiendo lo más importante de una relación: Respeto.
Después del respeto, viene el amor.
Por que sin respeto.. no puede existir amor.
Realmente no puede.
Es imposible.

A sí que ruego a quién corresponda, que las cosas se aclaren en mí vida.
Ciertamente yo no estoy dispuesta a ser "la otra", ni siquiera por un beso, ni por un instante, ni por un segundo. Ni por el mejor hombre del mundo. Aunque estoy segura que el mejor hombre, nunca me lo pediría.. por que conocería el respeto, y el daño que puede causar jugar con las personas...
Además exijo el mismo respeto que yo entrego.
Creo que me estoy volviendo vieja por no querer cosas informales, casuales ni nada de ese estilo.
Tal vez nací vieja, por que nunca lo he aceptado.
Es cierto que he cometido errores, que he caído, que he llorado y he fracasado. En muchos aspectos en mi vida.
Pero en el amor, nunca he dado menos de lo que correspondía. Tal vez muchas veces dí más.
Pero ya no tiene importancia.
Lo que sí importa, que tengo claros algunos puntos en mí vida. Y son aquellos los que no cambio.
No he engañado, ni pienso hacerlo.
Y tampoco dejaré que me usen como una parte para eso.
Y creo que nadie debería hacerlo.

pd: Las 3 manos son mías.. a sí q ..
 
miércoles, febrero 01, 2006
Posteado por Libelula a las 11:41 p. m.

Es terrible cuando en donde más duele es el orgullo.
Siempre sucede que pasan cosas.. las cuales veíamos, pero no queríamos admitir.
Por que al admitirlo.. nos damos cuenta en todo lo que hemos fallado, y tal vez, que es siempre peor, en lo que falló la otra parte.
Al hablar esto, vuelvo un poco a algo que pasó hace un tiempo atrás.
Me patearon. Mi pololo terminó la relación, a la cual yo me negaba tajantemente en terminarla.
Por que no estaba lista. O no quería ver la vida sin él a mi lado. O tal vez.. y es en lo que más creo, no quise ver todas las señales que indicaban que no debíamos estar juntos.
Y ese día, además de que yo sentí, por primera vez -y espero que última- rompían mi corazón.
Y un poquito más oculto, mi orgullo.
Era primera vez que me pateaban.
Era primera vez en que me decían NO y no había vuelta atrás por mucho que llorara o me sintiera miserable.
Y era primera vez en que me dí cuenta que todo lo que había hecho y dado no había valido la pena.
A lo que iba con eso, es que a veces las cosas se acaban, pero nuestro orgullo es tan fuerte, que se impone y nos ciega. Nos da esperanzas donde no existen, nos llevan a hacer perdurar algo que no vale la pena, nos llevan a amarrarnos a la imagen "buena" que tenemos de las cosas, para que no nos demos cuenta de que hemos errado, o que nos han fallado.... y sin darnos cuenta, nada duele.. ni un poquito.
Y en ese tiempo, fue notable, entre el torbellino de cosas que pasaban en mi vida, las cuales rescato 100% algunas que fueron buenas, aunque nubladas por este suceso, algo en mí notara que en ese llanto amargo había algo distinto.. no tan sólo un corazón roto.. sino algo más había cambiado.. mi orgullo bajó la guardia.. y pude ver.. que entre las lágrimas de amor.. o de ex amor.. había algo que no podría recuperar jamás.. mi orgullo destruido.
El amor se logra encontrar mil veces con distintos rostros.. la pasión hasta se puede encontrar en una noche..
Pero el orgullo una vez roto.. cuesta mucho que se recupere.
Y es que duele ver cuanto hemos fallado.
O cuanto nos han fallado y quisimos estar cegados a esta realidad.