domingo, julio 30, 2006
Posteado por Libelula a las 4:26 p. m.

El ser humano es un ser complejo. Eso nadie lo discute. Siempre busca lo "mejor de lo mejor", o algo que reemplaze absolutamente sus sueños.
En el amor, pasa algo parecido.
Muchas veces se rechazan buenas oportunidades solamente por creer que es la ilusión de un oasis en un desierto, y muchas veces, ni siquiera nos detenemos a ver que tan real es.
Los tipos de relaciones son más complejos aún. O por lo menos, así lo creo yo.
Las personas, todas, buscamos un conjunto de cualidades y aptitudes en nuestra "pareja".
Y dependiendo de cuales sean estas, definiremos nuestra relación.
  • Amistad: Con tu pareja pueden hacer las tonteras más locas, existe un aire de compañerismo increíble, incluso, sin mostrarse a los demás como pareja lo pasan bien. Pero los une la palabra "pololeo".
  • Hormonal: Por no decir "sexual". Es la persona que te acompaña y se atreve a aventurar contigo solamente en el ámbito sexual. Es más que nada, una compañía a tus noches de frio. Y más que eso.. nada más. No alcanza ni para una buena charla.
  • Intelectual: Una persona con la cual entablar una conversación es una aventura con ricos matices. Aquella persona que desafía tu intelecto y te enseña en todos los momentos datos que ni sabías que existian, y a tu a él, entablando un complemento intelectual importante.
  • Romántico: Aquel que te llena de flores y pequeños presentes, que nunca olvida alguna fecha importante, que hace que te sientas la persona más agradecida del planeta y luego no sabes como agradecer tanto romanticismo hecho persona. Aquel que se preocupa de los "detalles" hermosos que uno se puede encontrar.
  • De Piel: Distintamente al "hormonal", con este puedes pasar la tarde haciendo nada, regaloneando viendo una película o simplemente durmiendo. Y es lo mejor así para tí ya que los dos buscan ternura y cariño y saben donde encontrarlo.
  • Cómplice: Aquel que solamente con mirarte ya sabe lo que estas pensando. Pueden pasar la tarde sin intercambiar palabra alguna, pero solamente por que la conversación no tiene espacio entre ustedes. Se conocen tan bien que las palabras sobran en esta relación.
  • Carretero: Aquel que sirve para un "traguito", para bailar y desbocarse en un carrete.
  • Fantasma: Aquella relación larga distancia, que aunque poco lo ves, sabes que está (pensando en tí?) y para tí es suficiente.
  • Lapa: Pasan todo el día juntos, parecen siameses y nunca nadie los conoció separados.
Para mí, una buena relación, combina un poco de los primeros 6 "subtipos". Y claro, el ser humano, complejo como es, siempre quiere el vaso medio lleno.
Ese es un tipo de relación ideal, encontrarlo es una buena aventura digna de vivir.
El resto, es encontrar todo en una sola persona, y construir eso juntos.

I'm not the kinda girl
Who gives up just like that
The Tide Is High (Lyric)
Película recomendada: Eternal Sunshine Of a Spottles mind. (El eterno respandor de una mente sin recuerdos)

Y usted, que tipo de relación prefiere?

 
lunes, julio 24, 2006
Posteado por Libelula a las 12:02 a. m.

Ahora que internet nos comunica a un click con otras personas, que hablar por teléfono vale unos pocos pesos, que un celular es una herramienta masiva.. y todas esas condiciones que nos dan "conectividad total" al mundo que nos rodea, me pregunto... Cómo puede ser tan complicado encontrar a una persona en el mundo?
Buscando por ahí, llegué a muchos blogs en que buscaban a "Mr. Right" o en buen castellano, al hombre indicado.
Cómo es tan complicado encontrar a aquella princesa que necesita ser rescatada del dragón? Con estas nuevas tecnologías no debería ser cosa de unos cuantos llamados a los exterminadores de dragones, luego subir y mostrarle la factura a la señorita princesa para que se vaya con el caballero a los confines del reino feliz?
O tal vez, llamar a alguna tienda de mascotas, o simplemente ingresar por la página en internet, pagar vía web pay y preguntar por la ranita más fea, comprarla, besarla y sharaaaan.. tener un principe en casa?
Cómo es entonces, con tanta tecnología, que cueste tanto encontrar a esa persona indicada en el mundo?
No me explico tampoco, por qué el mundo cada vez más necesita psicólogos, gente "capacitada" para escuchar al resto, si es tan fácil comunicar masivamente algo.
Lo imposible es no-comunicar.
Entonces, por qué cada vez más personas solas, buscando pero sin saber donde? pidiendo a la gente incorrecta, escuchando lo que no deben?
Es que acaso, mientras mejora la comunicación masiva, nos cuesta más entregar una caricia?
A si que ahora, intentando mejorar las cosas, habrá que entregarles equipos con GPS a los principes azules cada vez más perdidos entre calles y avenidas, y a las princesas, decirles que dejen de gastar el tiempo arreglandose y esperando a que venga su principe azul, y que mejor, lo comienzen a buscar ellas también, por que en la era de la "conectividad total" al parecer, estamos todos un poco más perdidos que antes.
 
viernes, julio 21, 2006
Posteado por Libelula a las 1:53 a. m.

"Its me again
I need someone to be my friend.
Someone that dont runaway
Maybe Send me an angel
The nicest angel you have."
Lilo Lilo&Stitch

Cada vez que veo Lilo y Stitch, creo comprender algo que antes no.
La necesidad de sentirse queridos y la tremenda necesidad de -además de sentirse queridos- sentir que somos parte de algo.
"I'm Lost". Cuantas veces no nos hemos sentidos perdidos dentro de un metro cuadrado?
Sin saber para donde vamos -y lo que es peor aún- sin saber donde queremos llegar.
Acaso nuestro mundo debería ser como los panales de abeja, ordenados, con jerarquías y cada uno en su lugar.
No indispensables, sino saber exactamente que papel venimos a cumplir a este, muchas veces, inhóspito planeta.
Muchas veces, cuando ni el sol de este frio invierno llega a mí, me pregunto cual es mi aporte en esta gran espiral de vertiginoso cambio.
Puede simplemente ser "nada"?
O tal vez estoy destinada a grandes cosas y no tomo las herramientas que están en mi camino?
Cómo saberlo?
En el momento que nacemos, deberíamos saber que tipo de semilla somos, para así no perdernos entre la maleza ni crecer a la orilla del camino.
Soy una convencida de que cualquier semilla -por defectuosa que esté- en un ambiente adecuado puede desarrollar todo su potencial.
Estoy donde debería?
Claro, no lo sé.
Y mi pregunta esta vez, es cuando lo debería saber.

Película Recomendada (para ver más allá de la simple historia): Lilo&Stitch
 
martes, julio 18, 2006
Posteado por Libelula a las 11:59 p. m.



Todos los días, de todo el tiempo de nuestra vida, estamos tomando o sorteando riesgos.
Pues bien, el otro día tontamente tomé un riesgo grande que no me correspondía.
Podría haber sorteado esa piedra y seguir caminando, pero no, la "tonta útil" como a veces me siento, decidió patearla.
Ahora en unas cuantas horas más sabré si la tiré fuera del camino, y no me molestará más, o si simplemente quebré alguna ventana.
Y no estoy tranquila.
Demasiado animal a veces, llevada por los impulsos y creyendo al 100% en cosas que no debería, lo pensé -claro está que no lo suficiente- y me tiré al bote.
La pregunta es ahora, cuantos -o mejor dicho- quienes, se habrían tirado de la misma forma por mí?.
Ya estoy harta de hacerme la misma pregunta.
Es que acaso nadie vive tan [___rellene con lo que quiera acá___] la vida como yo?.
Demasiado animal.
Y las consecuencias de eso no las sé. Estoy,como dicen los buenos chilenos como monja con atraso.
Asustada.
Bueno. Eran las opciones no?
Son los riesgos que tomamos por las cosas que hacemos o por las que dejamos de hacer.
Hay que ver de que lado está uno.
En este momento, estoy del lado de los temerosos por sus acciones.
Aprendí que el beneficio es directamente proporcional al riesgo, aunque en este caso yo no obtenga ningun beneficio por el riesgo que tomé.
Y así es la cosa.

Visite http://mioriginalst.blogspot.com
Otro hijo de la misma madre xD
 
sábado, julio 15, 2006
Posteado por Libelula a las 3:56 a. m.




Cada vez que escucho la expresión "Vivir la vida", sonrio e intento imaginarme alguna expresión más redundante.
"Vivir la vida"... es que acaso podríamos vivir alguna otra cosa? Y si no estamos vivos.. cómo poder vivir?
Vivir es arriesgarse.
Aunque al reir pueda parecer superficial, al llorar la gente crea que soy cobarde, al decir las cosas que pienso que algunas personas me odien o simplemente se alejen, al burlarme buscar mis propios defectos mirando a alguien más, al saltar caer... de que vale la vida si no nos arriesgamos?.
Arriesgarse incluye un poco de todo.
Arriesgarse es aprender.
Aprender a decir "no quiero", en vez de "no puedo". Sin culpas ni pensando que siendo sincera lastimaré a alguien. Es peor lastimarse a sí mismo con una mentira que lastimar a alguien con honestidad.
No soy indispensable. Nadie lo es. Si siento que un problema me supera, respiro profundo y me distraigo. A veces las respuestas son más simples de lo que parecen. Si no es mí problema, pero me hacen creer que sí, dígo "Resuélvelo". Dejar de sentirse responsable por el placer de los otros, para notar que intentar agradar a todos los que me rodean es un desgaste enorme. Y una gran mentira. Soy como soy.
Con mis "peros" y tropiezos. Y unos cuantos aciertos.
Las personas comienzan a querer de verdad cuando nos demostramos tal como somos.
Para que desgastarse "intentando demostrar" quien soy, si ellos pueden aprenderlo?
Claro, es más fácil ver la paja en el ojo ajeno, a sí que me conseguí un espejo.
No hay una forma más sencilla.

 
lunes, julio 10, 2006
Posteado por Libelula a las 10:07 p. m.



Las flores en la vida de una persona llegan por dos razones: para celebrar lo viva que estás, o exactamente lo contrario, que te has muerto.
En estos tiempos "modernos", en que puedes enviar flores cibernéticas o tal vez una simple postal, cada vez es menos la gente que se la juega por algo "real" y fuera de lo común.
Me regalaron flores. Es eso acaso un recordatorio de lo viva que estoy y de cuanto he desaprovechado mi vida?
Cuantas horas se me han ido en "esperas"?
Esperar la micro, una prueba, que me respondan, que esté caliente la comida, que se seque la ropa, que me caliente el sol, quedarme dormida, que llegue un profe, encontrar el amor, una actitud, una palabra.. un abrazo..
Podría seguir con una larga lista de cosas que la gente tiene que "esperar".
Incluso, la gente común y corriente espera y acumula cosas su vida entera para disfrutar "cuando dejen de trabajar".
Esperan y esperan, se les pasa la vida y llegan flores.
Din Don, la muerte llegó y esa persona esperó su vida entera para darse cuenta que perdió el tiempo. Flores.
Un día de estos, debería llegarnos un recordatorio de lo vivos que estamos para que dejemos esa vida "pasiva" que todo lo espera.
Mientras esperamos que la comida se caliente, "saborear" los olores, los colores, la vida misma.
Esto no es para ponerse depresivos, sino que es para sacarse la venda de los ojos y comenzar a vivir lo que se nos ha otorgado.
Una vida hermosa.
Una vida que nos da todo para seguir en ella.
Una vida que no nos espera.
 
jueves, julio 06, 2006
Posteado por Libelula a las 1:30 a. m.


Sobre la foto: Nadie recuerda quienes iban en los tanques, pero todos recordamos que alguien tuvo el valor de pararse frente a ellos y defender lo que quería.

“Si el problema tiene solución, ¿para qué preocuparse?
Si el problema no tiene solución, ¿para qué preocuparse?

Algunas veces me pregunto que pasa por la mente de las personas cuando enfrentan un problema.
En algunas frustración, en algunas rabia o impotencia, otras simplemente, se resignan.
Pero que hacer cuando es un problema en conjunto? Es mejor ser parte de la solución o es mejor esperar pacientemente a que otros lo solucionen y despues tomar crédito de ello?
Pasó hace algunos días, algo así.
Había un problema que solucionar en conjunto, y como siempre, alguién que tiene que tomar el control. La persona va, y cuando viene alguien a pedir explicaciones, los demás se hacen los desentendidos, o peor aún, no prestan ni ayuda ni se hacen parte. Se "desligan", que es lo más fácil.
¿Es que acaso estamos acostumbrado que los demás hagan cosas por nosotros y luego hacernos los desentendidos?
Es tan fácil atacar en masa, pero cuando no es justo.. qué hacer?
1.-Callar: ..y con eso.. dejamos la impresion que nuestro ataque es pasivo. Al callar, estamos siendo unos cobardes que dan su silencio a favor de la manada que ataca.
2.-Hablar: ..dar a conocer tu punto de vista sin tomar partidos.. a veces prestar el servicio de "moderador" arbitrariamente.
3.-Comprometerse: Pelear por lo que es justo, o mejor aún, lo que es correcto.
¿Porqué a las personas les cuesta tanto elegir entre estas últimas dos opciones? ¿Es que ya nadie se atreve a "mojarse el potito" por el resto? Entonces que podemos actitudes podemos esperar de los otros con nosotros?
Vamos, está más que claro que lo que uno da es lo que recibe (y aunque no siempre esta relación de reciprocidad se dá, pero siempre es lindo pensar que sí) es conveniente siempre dar el máximo. Por los otros y por nosotros mismos.
Por lo menos, el gasto es el mismo entre hacer las cosas "a medias" y hacerlo bien. Sólo que la diferencia la notamos nosotros. Entre hacerlo a medias, nuestra conciencia siempre nos recordará que teniendo la posibilidad de haberlo hecho bien, lo hicimos mal. Un recordatorio de por vida.
¿Qué es lo malo entonces?
La falta de compromiso de algunas personas. Eso de "sacarle el poto a la jeringa" que tanto los caracteriza. Y luego, culpar a la jeringa.
No deberíamos ver las cosas desde otra perspectiva, ver cual es nuestro compromiso y que es lo que realmente estamos haciendo por cumplirlo?
En esos pasos estoy yo en este momento.
Peleo por las cosas que son justas, y mil veces más por las que no.
Siempre cuesta más defenderse de mil personas a ser la persona número uno que ataca.
Y lo que todos recuerdan al final, son aquellos a los que se detuvieron en su paso para luchar, no aquellos que atacaron en cobardemente en manada.
Y yo, como un "Robin Hood" urbano, defiendo las causas justas, dando la voz y la cara por ellas.
Ganando amigos y enemigos en el camino, pero en mi interior, sé que estoy dando lo máximo.
Tendría sentido la vida si no la vivimos para comprometernos, arriesgarnos y luchar por lo que queremos?
 
sábado, julio 01, 2006
Posteado por Libelula a las 4:39 p. m.


Decepción.
1.f. Pesar que es causado por un desengaño.
Desengaño:
4.m.pl. Lecciones recibidas por experiencias amargas.

La decepción es un sentimiento que muchas veces en nuestra vida se hace presente.
Cuando recibimos una nota que esperabamos mayor, cuando esperabamos que alguien actuase de una o tal forma, o cuando descubrímos una verdad que creíamos que no existía.
Decepción es esperar algo y recibir otra cosa.
Decepción es tener expectativas. Y que no sean cumplidas.
Decepción es lo que sentí anoche cuando en un trabajo que estabamos haciendo supuestamente "grupal" la única que lo hacia era yo.
Decepción es lo que siento cuando me doy cuenta que a la única que le importa es a mí.
Cuando la única que rema para que el barco avance y no se hunda soy yo.