jueves, marzo 29, 2007
Posteado por Libelula a las 11:30 p. m.

Perdida.
En mis propios zapatos talla 38.
Y lo peor, que los cordones no están atados.. y temo caer.
Además de eso, no estoy segura de querer ser encontrada.
Y sí así lo fuese.. cómo llegué a perderme?
En qué lugar solté la cuerda que me llevaba firme por el camino que ahora desconozco?
Desconozco mayormente donde estoy, pero aún así no se si quiero volver.
Razones hay... pero son lo suficientemente importantes para ir por el camino de vuelta?


Tal vez.
Y ante la duda.. Abstente.
 
jueves, marzo 22, 2007
Posteado por Libelula a las 1:08 a. m.


Últimamente le he dado cierto énfasis a las relaciones de la vida en este pequeño rincón, ya que para comprender lo exterior, debemos entender -o por lo menos- ser capaces de ver que ocurre en el interior.
Una pareja, es sin duda alguna,un binomio. La unión de dos. Cada persona, en sí misma es un conjunto de muchas cosas: virtudes y defectos. Todas estas cosas, nos hacen ser un conjunto bien constituido y único. Irrepetible.
Al unir nuestro conjunto con otra persona, debemos crear una intersección, y jamás.. pero jamás un conjunto universo.
Cada persona debe mantener sus espacios, hacer las cosas que desea, pensar por sí mismas y por sobre todo velar por que estas cosas se mantengan tal como nos hace feliz.
En esta intersección, debemos cuidar -además de ser pareja- convertirnos en un partner, un compañero, un amigo y un consejero. Creo que no es necesario explicar por qué, pero una relación se basa en el intercambio de actividades, sentimientos y sensaciones, y si en nuestro conjunto no damos paso a ello... qué es lo que queremos contruir?
Debemos adaptarnos, pero sin dejar de ser nosotros.. debemos unirnos, pero sin olvidar ni dejar de ser la persona de quien alguien se enamoró o unió.
Hay que cuidar cada espacio, cada rincón, para poder pasar la escoba y notar que no hay manchas ni suciedad, que la relación crece en franca relación de la comunicación que existe.
Aquel dicho "Mi espacio termina donde empieza el tuyo", es algo bueno para recordar.
Debemos ser capaces de compartir los espacios, pero sin que se conviertan en tuyos, y de la misma manera aprender a ponerse en los zapatos ajenos -ver donde acomoda y donde duele.
Una relación se contruye con lo en común al principio, integrando paulatinamente las diferencias, para tener un conjunto intersección, sin perder nunca de vista el conjunto universo.
 
viernes, marzo 16, 2007
Posteado por Libelula a las 6:41 p. m.

Una relación sentimental -amistad, familiar, pareja- es muy similar a una hoja de papel en blanco.
A medida que se va escribiendo la historia, vamos llenando una hoja que es tan extensa como queremos que sea.
Cuando alguno de los protagonistas de la historia comete algún error que deja marcas, la hoja se arruga. Y cada arruga destruye lo que estabamos haciendo, una hoja impecable de historia.
Las relaciones se asemejan a la hoja que se arruga en un punto primordial, cada vez que se arruga la hoja, por mucho que le pasemos la mano, e intentemos estirarla, una marca de la arruga -por mucho que la queramos borrar- quedará.
No importa cuantos intentos hagamos, la hoja arrugada nunca vuelve a ser la misma. Ni nosotros tampoco.
Ya que no necesitamos a nadie que nos esté apuntando nuestros errores, al ser protagonistas, sabemos en que fallamos, donde y con que intensidad arrugamos la hoja.
No hay que mirar la paja en el ojo ajeno, por que muchas veces, con la misma facilidad que vemos eso, no nos damos cuenta que tenemos un elefante en nuestro ojo.
 
lunes, marzo 12, 2007
Posteado por Libelula a las 8:58 p. m.

A veces cuando siento que estoy perdiendo cosas, estoy ganando otras tantas.
El problema de esto es que en ese momento no lo veo.
Ahora, por ejemplo, estoy perdiendo la paciencia y ganando canas verdes.
Otras veces, pierdo tiempo y gano experiencia.
Entonces es difícil encontrar el equilibrio "ideal" de la situación.
Habrá que perder minutos para contar hasta diez, y ver si de algo sirve.
Por lo pronto, quiero ganar algo para perder otro poco...
O perder algo para ganar lo que siento perdido... 
 
viernes, marzo 02, 2007
Posteado por Libelula a las 5:32 p. m.

Con frío en los días de calor.