lunes, agosto 27, 2007
Posteado por Libelula a las 5:37 p. m.

Las promesas son como un buen envoltorio.
Nunca se sabe que se esconde debajo de él.
Algunas promesas son fáciles de cumplir, otras cuestan más trabajo, pero sin duda, es la ilusión de realidad lo que nos atan a ellas.
Mientras más promesas hacemos, se disminuye la confianza.
Las personas que prometen demasiado temen cumpli; las otras, simplemente lo hacen, no necesitan que palabras aten sus acciones ni su voluntad. Se atreven.
Podemos prometer tantas cosas.
Desde castillos en el cielo, hasta amores eternos.
Pero el trabajo que significa construir una de estas promesas en algo concreto es lo que hace que algunas veces se dejen de cumplir.
Pero es posible.
Yo conozco personas que han prometido toda su vida, pero cuando se dieron cuenta de la diferencia entre lo urgente y lo importante, construyeron realidades a partir de sus promesas.
Algunas de aquellas personas, conocen la distinción entre el valor y el precio. Y se dieron cuenta que el valor es mucho mayor que el precio al cumplir una promesa.
Otras, nunca han considerado lo que pueden perder por una promesa.
No se han sentado a valorarlo, ya que no creen tener tiempo para hacerlo.
Simplemente están, y cuando dejen de estar, desesperadas correrán a cumplir lo que tanto dijeron, sin embargo, será en vano.
El tiempo pasa la cuenta.
Y cuando la pasa, ya no hay a nadie a quien reclamar.
 
24 Comentarios:


At 27 agosto, 2007 18:48, Blogger marichuy

Libélula
Así es, entre más grande es la promesa, mas imposible se antoja su cumplimiento.

Saludos hasta Chile

 

At 27 agosto, 2007 18:48, Blogger Nimue

Las promesas fantasiosas y utopicas, uno espera que no sean cumplidas, pero son agradables cuando se hacen... lo que es triste, es cuando no se cumple la palabra o los compromisos simples, hacen sentir que si no pueden hacer el minimo esfuerzo por cumplir lo que dijeron, realmente la persona a la que se le prometio algo no es importante.

 

At 27 agosto, 2007 19:26, Blogger Ricardo J. Román

Mmmm, para cumplir una promesa se necesita mucha sinceridad. Y como dice Mario Benedetti, en su cuento la Lluvia y los hongos: "Sinceridad. Cuidadito con la palabra..."

A grandes rasgos las promesas son el despertar de muchos espíritus, tras no haberlas cumplido.

Un besote, corazón!

 

At 27 agosto, 2007 21:19, Blogger Mariale divagando

Hola!
Primera vez por acá.

Seguiré pasando.

 

At 27 agosto, 2007 21:25, Blogger colman

me gusta la estética de tu espacio,
seguiré visitandote... lo prometo?
ja, saludos.
Colman.-
P.D. si tienes un tiempo escuchas mi canción y me cuentas.

 

At 27 agosto, 2007 21:42, Blogger Jorge Luis Freire

Las promesas, al igual que los argumentos, no convencen a nadie!

 

At 28 agosto, 2007 05:36, Blogger MariJose

Tienes razón, cuanto mas grande es la promesa, mas dificil es cumplirla..
1besito!

 

At 28 agosto, 2007 13:49, Blogger Mikamy

Las promesas más grandes nunca se expresan en palabras. Solamente una vez incumplí una promesa, y es algo de lo que me arrepiento.

¡Un abrazo!

 

At 28 agosto, 2007 14:18, Blogger artedesantiago

Una interesante reflexión, ciertamente una gran promesa, es dificil de concretar, por eso es mejor construir la credibilidad de a pequeñas promesas, por eso prometo seguir visitando este blog.

 

At 28 agosto, 2007 16:04, Blogger Pepe Grillo

Las promesas se las lleva el viento...

A veces lo que prometo, no lo cumplo. Nadie es perfecto, aunke me gusta tu lógica de blog autoayuda....

Trato de evitar la palabra promesa, no quiero caer en sus inmundas garras

Mujer insecto, actualice mi blog supermacanudo...

Un besote encantadora mujer

 

At 28 agosto, 2007 21:17, Blogger miranda

a mi me han prometido algo
algo que no sé qué es

 

At 28 agosto, 2007 22:01, Blogger 24 de Enero

Que bien describes una promesa :B

 

At 28 agosto, 2007 23:04, Blogger Ale

No me gustan las promesas, siento que sirven de jsutificación cuando alguien no quiere hacer lo que debe y quiere dilatarlo.

Yo soy de las que promete poco, porque la verdad me gusta cumplir con lo que digo que haré.
Prometo lo que se que puedo cumplir,porque reconozco mis límites.

Pero si me prometieran el cielo en un momento de debilidad talvez hasta lo creería, es al necesidad de creer.

Un abrazo.

 

At 29 agosto, 2007 00:42, Blogger p a u l a ♥

promesas promesas...
yo simplemente creo que hay que prometer lo que es posible de cumplir nada más.
es triste la decepcion de no poder cumplir una promesa o que no la cumplan.

besote libelula, te cuidai (:

 

At 29 agosto, 2007 05:33, Blogger La interrogación

Mi madre siempre me decía: nunca prometas lo que no puedas cumplir y por si acaso... no prometo nada, nada!

 

At 29 agosto, 2007 07:17, Blogger leinaD

y qué pasará cuando la persona a la que le prometiste ya no quiere esa promesa, y tu nunca dejaste de cumplirla...

 

At 30 agosto, 2007 10:40, Blogger LA FURIA

Qué raro que casi todos asocien promesa a algo que no se cumple o que proviene de chantas. O que las promesas grandes no pueden cumplirse y son para engrupir.

Me acordé cuando Manolito Neira era "la gran promesa del fútbol chileno" y nunca se cumplió.

 

At 30 agosto, 2007 16:41, Blogger Hanzinho

Puuucha ohhh niña linda...

Ya llevai como 5 posteos asi como tristones....

Ya llegará la primavera... :P

Cooooon respecto a las promesas, se me viene a la mente esa de el amor eterno...

Esa promesa es mas falsa que billete de 3 lukas...

A menos que seas adivino y puedas ver el futuro, el amor eterno no existe...

Por lo tanto, hay que disfrutar dia a dia el momento... lo que no es para nada poco... :P

Eeeeeen fin.....

Saluosssss

 

At 30 agosto, 2007 18:49, Blogger MagnoliaNegra

Srta Libélula: Cambie el tonito pues, ahora cuando la visito no me sube el ánimo como antes.
Un poco patudo y egoísta el comentario, pero absolutamente sincero.

Saludos.

Magnolia N.

 

At 30 agosto, 2007 19:41, Blogger Cathernano

Hola.... bonitas palabras claro que no hace falta amarrarte con palabras, hay que hacer las cosas y ya..... pero hay cosas que solo se ven durante largo años, ahi toma realmente valor las promesas....

como llegaste a mi blog???

tu debes tner un signo de tierra... dime si es asi???

saludos....

 

At 31 agosto, 2007 00:50, Blogger El Hueso

debo confesar qe amo tu blog

yo por mi parte no prometo, porque me considero digno de confianza

Hize la promesa scout y es la unica que recuerdo y esta impregnada en mi forma de ser

"por mi honor prometo, hacer todo cuanto de mi dependa, para cumplir con mis deberes con dios y la patria (entiendase de una manera sumamente especial ambas en mi caso), ayudar al projimo en toda circunstancia y vivir fielmente la ley scout"

al ser digno de confianza no necesito reforzar mi palabra

no necesito hacerla valida con un sello que diga "esto es en serio" porqe siempre cuando se habla con el corazon es en serio

tiendo a hablar de corazon y sinceramente.

un beso

y como repito....

AMO TU BLOG!

 

At 31 agosto, 2007 00:51, Blogger El Hueso

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

At 02 septiembre, 2007 18:45, Blogger Luis Alejandro Bello Langer

Hace tiempo atrás leí algo muy cierto...los esquimales, pueblo esforzado y criado en el frío ártico, no son de prometer cosas sino que dicen "haré lo que pueda".

Las promesas se han menospreciado por parte de algunos hasta volverlas algo banal y superficial...pero es el espíritu original el que debemos de rescatar. Seamos concretos en nuestros compromisos y prometamos cuando realmente sintamos que podamos cumplir; más allá de eso, hagamos lo que podamos y de corazón, como de seguro lo hacen los esquimales.

Saludos cordiales.

 

At 02 septiembre, 2007 23:55, Blogger Stephy

y creo que son como una mescla de querer, atar, miedo entre otras cosas ... derrepente es mejor ser imprevisto pensar y actuar se valora mas con el tiempo y el recuerdo que nunca pasa.

un besote