viernes, agosto 31, 2007
Posteado por Libelula a las 11:15 a. m.

Dicen que la primavera es el renacimiento del tan poco amado invierno.
Convierte sus plumas en alas y sale a volar con la suave y cálida brisa.
Es el momento que tiene para -no dejar de ser- sino convertirse.
Yo creo que las personas pasamos por algo parecido a las estaciones.
Al comienzo de nuestra vida, florecemos como la más bella de las primaveras, prometiendo esplendor, calidez y esperanza. Luego, cumplimos aquello en nuestros primeros años.
Al comienzo somos un pequeño invierno.
En otoño, somos unas ramitas frágiles, llenas de vida, pero ocultas. Luego viene la vida como tal, florecemos como la más bella de las primaveras, prometiendo esplendor, calidez y esperanza. Luego, el verano. Hacemos nuestra vida cálida, llena de sonrisas y paseos, completamente espontánea y sin atarnos mucho.. somos una brisa juguetona de verano que viaja -por lo menos mentalmente- completamente libres. Y luego, depende de nosotros ser invierno.
Podemos cuidarnos en una pequeña cueva, cual osos, y dejar que el tiempo pase. Que el "mal" tiempo pase. Pero esquivar las dificultades, no nos hace mejor. Nos hace evitarlas.
Es distinto si salimos, y le hacemos frente al frio, y la escases de frutos.
Y luego, está en nosotros repetir la primavera.
Está en nosotros salir al calor, y alegrarnos con el florecimiento de nuevos frutos, el comienzo de una nueva vida.
Y quien ha pasado por un invierno duro, sabe lo bien que se siente el sol que alumbra en primavera.
Puede cerrar los ojos, y disfrutar del canto de las aves que tanto tiempo callaron.
Y ahora, esto es eterno.
La primavera es eterna, para quien tenga las ganas de vivirla.
 
16 Comentarios:


At 31 agosto, 2007 11:47, Blogger Bonzo

yo pase una vez por un duro invierno, y no precisamente en junio, julio y agosto...
pero me atrevo a decir que llegue a la primavera nuevamente, y si, tal como lo expresas, asi me siento...
es necesario hacerle frente al invierno o en algun caso "tiempos dificilies y oscuros"

un abrazo ^^

 

At 31 agosto, 2007 13:28, Blogger Ricardo J. Román

Precioso post. Me encantó.

Mira, he dejado algo para ti en mi blog, cuando puedas vas por él.

Besos!

 

At 31 agosto, 2007 13:38, Blogger marichuy

Que belleza

Por alguna razón -quizá se deba a la vulnerabilidad-, yo desde chiquita me he sentido como de otoño; de hecho, es mi estación favorita, aunque también me gusta el invierno.

Saludos

 

At 31 agosto, 2007 23:43, Blogger palomo

no me gusta el verano...el dia no te da la sensacion de que puedes vivir algo mas...solo es un relajo...y eso es una cosa que no nos podemos dar el lujo de sentir...

..una decision de vida..ser todo a la vez...

 

At 31 agosto, 2007 23:44, Blogger palomo

me gusta el otoño...demasiado inestable y de experiencias multiples

 

At 01 septiembre, 2007 09:54, Blogger La interrogación

Yo he pasado también por todas las estaciones. Sin dudarlo me quedo con la primavera, quiero ser siempre primavera.

 

At 01 septiembre, 2007 13:10, Blogger bizzyd

me gustaría vivir simepre en primavera, pero sin el inviero no sabria de ella.
me gusto caleta.
bye

 

At 01 septiembre, 2007 20:15, Blogger alma.verde:.

pasar por todo es la idea. de una a otra para disfrutarlas gradualmente y tomarle el peso a cada época de la vida.
es linda la primavera, yo suelo estar ahí :)
beso

 

At 01 septiembre, 2007 22:25, Blogger Nimue

me gusta lo de ser osito e hibernar... debe ser calentito dormir con en una cueva llena de osos XD

 

At 02 septiembre, 2007 00:53, Blogger ::INGRID*

Hola, he comentado un par de veces en tus post hy creo que concuerdo con Ricardo J. Román, por lo que también he dejado un regalo para ti en mi blog...

Abrazos desde colombia¡¡

 

At 02 septiembre, 2007 15:15, Blogger O Profeta

Desprendem-se gotas do azul na água
O tempo continuará a existir
Ávida terra de assombro
Vacilantes passos no partir

Manhã submersa de neblinas
A noite teceu seu manto
A agua na sua eterna viagem
Cobriu a ilha de pranto


Bom domingo


Doce beijo

 

At 02 septiembre, 2007 17:38, Blogger cabellosdefuego

la primavera exhala risas y ecos y musicas nunca oídas.
cómo no querer vivir siempre en la primavera musical.

 

At 02 septiembre, 2007 18:49, Blogger Luis Alejandro Bello Langer

Voy a contrapelo en este aspecto...mis ánimos se descomponen mayormente con los días tan soleados y sofocantes desde Noviembre hasta Marzo; pero desde Mayo a Septiembre me siento revitalizado por el frío y la lluvia.

Claro que, si nos vamos por la interpretación general y que está más asociada al clima, me siento como en Octubre...es decir, clima cálido pero no sofocante. Primavera inicial en el sentido de ir mostrando alegrías.

Saludos cordiales.

 

At 02 septiembre, 2007 19:04, Blogger artedesantiago

Otra bella reflexión, libelula de alas gráciles. Bueno ciertamente los ciclos estacionales, nos hacen que valoremos a cada uno de ellos. Es en cierta manera el cumplase del mito del rapto de Perséfone, quien vuelve cada seis meses para renovar la vida sobre la corteza. Y como bien dices, entre mas duro el invierno, mas bella la primavera, más aún si esto sucde en forma alegórica con nuestras existencias.
Un abrazo

 

At 02 septiembre, 2007 19:45, Blogger Pepe Grillo

Mujer, niña, nena, bichita....

Apenas leí este artículo se me vino a la cabeza una tremenda, pero tremendisima película del coreano Kim ki duk, llamada "Primavera, Verano, Otoño, Invierno y Primavera otra vez". EXCELENTE....muy buena, muy buena.

En fin de cuentas, sintetiza las diversas etapas de la vida....

Por las que todos pasamos...

(Mierda me tan apurando)

En fin, pequeña hada, me despido
Visítame en mi blog de poemas...

Chau un besote

 

At 04 septiembre, 2007 02:10, Blogger G'Fax

Lo más curioso es que las estaciones de uno no tienen igual duración entre sí. A veces uno tiene dos meses de primavera y siete meses de un otoño insultante. Si duraran lo mismo por lo menos podríamos prepararnos.

Saludos.