domingo, junio 17, 2007
Posteado por Libelula a las 12:43 a. m.


Muchas personas cuando están solas se sienten abrumadas y confundidas.
Es como si en cada minuto necesitaran el ruido o la voz de otra persona a su lado para no sentirse solos y desprotegidos.
Incluso hay gente que prende la radio o tv mientras está solo para que el ruido la "acompañe".
Yo me pregunto, ¿Qué tiene de malo estár a solas?
Las personas que odian el silencio, muchas veces es porque temen escucharse a sí mismas.
Es lo que la experiencia me ha enseñado.
Y se llenan de personas, llenan su vida, haciendose "socialmente" válidos, para no estar ni un momento en silencio ni solos.
Tanta gente que tiene mucha vida social, pero cero o nada familiar e individual.
Yo creo que antes de conocer a los demás, debemos conocernos a nosotros como personas.
Es complicado que otros nos conozcan para que nos describan, y es distinto cuando nosotros ya nos conocemos y otros nos comentan como parecemos.
A veces, el silencio y la soledad, son los únicos que nos hacen ver las cosas complejas como cosas simples, ya que no hay máscaras ni ruidos.
A veces, la soledad es el mejor premio que nos podemos llevar.
Es conocernos a nosotros, y así conocer de mejor manera a los demás.
No hay que temerle, ya que rara vez llega a nosotros.
Hay que darle la bienvenida cada vez que se presenta, y compartir con ella todo lo que se pueda.

Día del Padre en http://humun.blogspot.com
 
15 Comentarios:


At 17 junio, 2007 02:38, Blogger Guillermo Carballo

Hermosa Libélula:
Tienes toda y absoluta razón. Estoy de acuerdo contigo. La soledad es maravillosa y a veces placentera, pero qué hay cuando esa soledad más allá de ser un gusto y una búsqueda, resulta que se convierte en una celda, en una enfermedad, en algo involutario. Es ahí cuando la soledad es cabrona (fuerte, difícil) y ya no es un valor, sino todo lo contrario.

Podemos estar solos mucho tiempo incluso deseándolo, pero finalmente somos hombres, y como tal, somos animales sociables, temenos brutalmente a la soledad, todos en el fondo no queremos quedarnos solos nunca, ni siquiera para ir al baño...

 

At 17 junio, 2007 14:31, Blogger alma.verde:.

ola libelulululula :)
a ver...yo tengo bastanta claro, e incluso he dicho en un par de entradas lo que pienso de la soledad. adoro la soledad, soy cmpletamente feliz sola, porque como escribi por ahi alguna vez, soledad no es nada más que el único instante de la vida en el cual tenemos todo el tiempo para disfrutarnos a nosotros mismos.
yo adoro disfrutarme, y pensar en silencio, y cantar y reírme sola, y no tener a nadie que me mire, ni me acompañe, ni nada parecido. soy una cosa extraña, me gusta sociabilizar, y en realidad con eso no tengo problemas, se me es facil, pero un momento del día, aunque sea pequeño, debe ser sólo para mi, debo tener mi momento de soledad casi como necesito respirar. sino me deformo y me transformo en algo no muy bonito.
yo soy de esas personas que prenden la tele o la musica pero deb decirte que tu teoria no se aplica a mi jajajaja porque lo hago por una razón tanto estúpida como sencilla: el silencio me desconcentra para estudiar (si, como lo lee) y también me aburre y me quedo dormida, asi que es por eso, no porque tema escucharme a mi misma, créeme que para hacerlo no necesito estar en silencio...
nada, la gente debería dejar de temerle a la soledad y quererse más.
por algo me llamaré viviana soledad o simple coincidencia? :O

 

At 17 junio, 2007 19:03, Blogger Santiago Paz

Yo no soy amigo de la soledad, porque desde tiempo es que ella no ha querido irse de mi vida. Sé que es la soledad. El sentirse solo. Lo sé, porque he vivido mucho tiempo solo, lejos de todo y todos.


He escuchado a mi voz en estos tiempos, y lo único que me ha provocado, es darme cuenta que debo salir de ella...


Por eso, no estudio con silencio. Estudio con ruido. Tengo que llenar los espacios vacíos...



Beijos, querida.



atte:
Paz

 

At 18 junio, 2007 03:00, Blogger Laila

Es verdad lo que dices, la soledad nos enseña muchas cosas de nosotros mismos. Aunque a veces se le teme a la soledad porque trae muchos recuerdos. Y no todos los recuerdos son buenos.

Saludos

 

At 18 junio, 2007 17:13, Blogger electric dreams

En realidad...me confieso una de esas personas que huyen del silencio y de la soledad en si, sin embargo hay días en que me aparto de todos, y me da tristeza sin saber porque...

Creo que por eso arranco de la soledad, por miedo a sentirme triste.

Me encanta como escribes, sigue así...

Kamila

 

At 19 junio, 2007 00:16, Blogger leinaD

Me gusta estar solo, llegar a casa y estar solo, solo con los ruidos que yo mismo hago, caminar solo, por la lluvia o por el sol, es que muchas cosas pienso e imagino, y si hay alguien me desconcentran xD Jajaja, pero bueno así no más es. Sentirse solo ( que no es para nada lo mismo), eso sí que es feo...
Saludos!.

 

At 20 junio, 2007 08:53, Blogger La interrogación

A mi me gusta la soledad. Hay momentos en que es absolutamente necesaria para recomponerse uno, para descansar la mente para pensar...

 

At 20 junio, 2007 13:13, Blogger p a u l a ♥

el silencio no es malo, es bueno...
comparto lo que dijiste. Hace poco estuve un tiempo a solas, digamos una semana. A nadie weviándome, a nadie preguntando. Sólo a mí, y son en esos momentos en que nos descubrimos, por dentro.
Aunque obvio no hay que ser extremista. Los tiempos individuales hay que equilibrarlos con los tiempos colectivos.

besoooo libelula, que esti bien (:

 

At 20 junio, 2007 13:24, Blogger C o x o n

no soy muy sociable ke digamos
mas bien seleccionador
busko aportes mas ke kompañias

ahora kon el punto de escuxar hasta la tele para no senrise solo...no llego a tanto..mas aun ke no soy teleturbio...
pero si tengo mis sonidos preferidos...obviamente refiriendome a voces...pero kreo ke son komo 3


saludos

 

At 21 junio, 2007 19:09, Blogger Juan Solo

Claro, de hecho es de las pocas formas en que podemos conocernos, y dejar que nos conozcan, cuando solos, estamos no sólo bien, sino completos... entonces tenemos algo por compartir.

 

At 22 junio, 2007 14:38, Blogger Herny

El otro día (más solo que un dedo) leí un ensayo de Octavio Paz. En definitiva lo que más me llamó la atención fue el que a las personas les da miedo encontrarse solas, porque ese instante es el mismísimo encuentro con ellas mismas.


Saludos.

 

At 23 junio, 2007 00:35, Blogger Stephy

bien ... por mi el silencio e algo increible d escuchar lo disfruto y creo los mios en la bulla mas grande de la ciudad... caminar mirando el cielo pensando y soñando ... sintiendo en el silencio y los sentidos.

gracias por la visita
y nos leemos pronto bye

 

At 23 junio, 2007 20:12, Blogger Luis Alejandro Bello Langer

Todo es cosa de equilibrios...a veces es necesario tener un momento de distracción en solitario, pero en otras lo único que quieres es tener a una persona a tu lado para reír o llorar.

No es que odie el silencio, de hecho...pero estar todo un día sin un sólo ruido alrededor se me hace bastante extraño; tal vez sea por el mismo hecho de vivir en una megápolis. En todo caso, la sabiduría délfica del "Conócete a Ti Mismo" siempre es necesaria.

Y como diría Leonardo Favio, "la soledad es un amigo que no está". Saludos cordiales.

 

At 24 junio, 2007 11:00, Blogger Agustin

Comentaba con una amiga muy querida, el miedo a estar solo, comparabamos antigua parejas, y como ellas detestaban la idea de vivir sin alguien a su lado. Entre nosotros existen compatibilidad, y entre muchas de esas ideas que nos hacen parecido esta, la que tu planteas en tu blog, el ¿Porque? temerle a la soledad. yo lo estoy, y la disfruto, porque me quiero y me necesito mucho.

Saludos para ti


Agustin

 

At 24 junio, 2007 20:49, Blogger kotto

totalmente de acuerdo contigo.. una vez me dijo mi abuelo ...
hay que aprender a disfrutar la soledad....

cariños