lunes, octubre 29, 2007
Posteado por Libelula a las 10:59 p. m.

"Tengo todo bajo control"
Y no sé como hay personas que aman tener todo bajo control, que su vida sea controlada como un vaso de leche, donde no se mueve ni un ave sin que lo sepan.
No sé porqué, pero resulta que yo no quiero tener algo bajo control.
Prefiero que la vida me sorprenda, me de una vuelta en el aire y me deje caer, que me deje ver cosas desde una perspectiva distinta de vez en cuando y me sorprenda con respuestas a preguntas que nunca hice.
Quiero sorprenderme cada día que veo a las personas que amo, cuando puedo abrazar a los amigos que adoro, cuando puedo darme cuenta que tengo otro día más para ser feliz.
No quiero algún día de mi vida dar algo por sentado, porque no tengo ni mi presente.
Quiero construir mi presente y futuro, pero lejos del control.
Quiero ser como un árbol, y crecer descontrolado tanto entre mis raíces, como en mis hojas, sin contar cada una de ellas como mía, sino sintiéndolas como parte de mí, sin importar su forma, número o estado.
Quiero sorprenderme.
Quiero vivir con el menor control posible.
Controlarse y reprimirse, son las cosas de las cuales más se arrepienten las personas en el momento "de".
Atreverse. Des-Controlarse.
Ser.
Vivir mi vida, no como un vaso de leche, sino como un océano con muchos, pero muchos peces que hacen que constantemente cambie la marea.
Y en este océano, una simple alga, no tiene poder sobre la marea.
Se deja llevar. Se sorprende.
Y vive, sin intentar controlar ni comprender el ambiente en donde vive.
Lo disfruta y lo deja ser. Más no puede hacer.
No tiene nada bajo control.
Y día tras día, se sorprende por lo que la vida generosamente le otorga.
 
34 Comentarios:


At 30 octubre, 2007 00:22, Blogger Joyrider

Pues muy cierto, es mucho mejor no tener idea de lo que va a pasar y que todo sea más emocionante.

 

At 30 octubre, 2007 00:26, Blogger Mara

oh! soy una mujer racional y requete racional, me gusta saber dónde estoy y una mediana claridad de hace doónde voy, pero eso mismo me ha enseñado que las cosas nunca están "controladas" en el sentido estricto de la palabra... con un poco de suerte, tendré el control necesario para no caerme de la tabla cuando la ola se cierre sobre mí; del resto, ocupémonos cuando ella reviente...

 

At 30 octubre, 2007 08:08, Blogger A moonclad reflection

Y tambien necesito tener muchas cosas bajo mi control pq soy muy logico y racional....pero no se puede controlar todo...la vida siempre se abre paso y cuando eso pasa...me sorprendo y lo disfruto...nunca se sabe q pasara...pero mas sorpresa sera cuando algo pasa y no esperabas pq tenias todo bajo control...es aquel q vive con dominio de su vida quien disfruta mas de las sorpresas...no aquel q no tiene ningun control y viven sorprendidos por cosas q no deberia por no ser detallistas ni firjarse en como son las cosas y las probabilidades de loq pueda pasar,...ta vez asi no diferencien una GRAn y verdadera sorpresa de algo simple, y no le den el valor q se merece....besote...gracias por pasarte por mi blog...me encanto el tuyo...volvere...

 

At 30 octubre, 2007 13:21, Blogger Diosjano

Se me hace dificil la idea de no tener algo controlado, pero encuentro que si tengo todo bajo control es como monotono ... Onda se todo lo que va a ser o lo que es, pero resulta que eso no me gusta para nada.
Sacando conclusiones me gusta y no me gusta tener todo controlado :P
jajaja

 

At 30 octubre, 2007 14:20, Blogger leinaD

Yo creo que reprimirse es lo peor que alguien puede hacer
No me gusta limitarme

Sal y salta por donde vayas
baila y comparte la espontaneidad
siembra tu alegría y tu fuerza

:).

 

At 30 octubre, 2007 14:22, Blogger MariJose

Es mejor no saber lo que va a ocurrir y afrontar las cosas con naturalidad, utilizando esa espontaneidad que muchas veces creemos haber olvidado.

besitos!

 

At 30 octubre, 2007 15:04, Blogger Arcángel Mirón

Me haceacordar a Spectre, el pueblo de El gran pez, ¿la viste? En Spectre era todo lindo, prolijo, ordenado, tartas en la ventana, mujeres con grandes vestidos.
Una buena noticia: en la vida real, eso no puede existir. No existe porque no aguanta, explota antes de alcanzar su tamaño ideal.

Un abrazo!

 

At 30 octubre, 2007 15:54, Blogger juan rafael

Si, pero lamentablemente esta sociedad tiene muchas reglas a las que no puedes escapar sino quieres que ese control te oprima.

 

At 31 octubre, 2007 11:09, Blogger artedesantiago

Hay que mantener bajo control, esa sorpresa diaria, para que no nos abandone, y así no se torne monotona nuestra vida. Me sumo a lo imprediscible, pero para eso hay que tomar resguardos, para preveer que eso suceda.
Un abrazo

 

At 31 octubre, 2007 14:49, Blogger Fuego & Acero

Niña...

Controlar no es lo mismo que reprimir
Es rico vivr en la incertidumbre de vivir, pero tener el control sobre algunas cosas es vital para llevar nuestro autoforjado destino a buen puerto...

Saludos... te seguire leyendo

 

At 31 octubre, 2007 18:49, Blogger MagnoliaNegra

El control en exceso, es pésimo. Las variables son las que incomodan, son demasiadas e inusitadas.
Aunque para descontrolarse hay que saber vivir sin prejuicios, y no siempre se está dispuesto dejar todo, o la nada.

Cariños.
Magnolia N.

 

At 31 octubre, 2007 23:12, Blogger peyote

salgo con dudas y restas, sumas de posesiones y de los fuera de control.

Creo que solo tnego el control remoto; nmo tiene pilas, y eso me anima.

Me guto mucho este pensamiento, que dejaste.

Saludos.

 

At 01 noviembre, 2007 00:05, Blogger Rubencho:

es bueno de repente tener algo bajo control no todo porke las sorpresas se disfrutan mas por eso solo cosas xikas controladas

llegue aki no se por donde

pasa por mi blog

abrazo
xauuu

 

At 01 noviembre, 2007 02:28, Blogger Amorexia

Uno se aburre un poco cuando no hay nada que arreglar.
Estoy con tu tesis.
saludos desde mi hora mas oscura.

 

At 01 noviembre, 2007 12:05, Blogger kityta

mmm... para mi depende un poko... hay cosas q se me pasan escapando de las manos, y quisiera tenerlas bajo control... poder controlar un poko situaciones y pensamientos...

pero tb tienes razon en lo que dices... osea, sorprenderse todos los dias con cosas distintas y no tener todo planificado. Los momentos más sorpresivos e inesperados son los que mas se disfrutan. =)

 

At 01 noviembre, 2007 19:06, Blogger Asteroide B612

Hola.
Buena forma de vivir. Yo me considero uno de aquellos, que apenas tengo 22 años pero, me considero un cabro chico, pero me he dejado llevar muchas veces por las ganas, por los demas. He tomado un bolso y un bus para recorrer lugares. he vivido en diferentes ciudades. Claro está para mí que he aprendido de todo y no me arrepiento de nada.
Es bueno si tener control de algunas cositas, q te hacen ver mejor. Ojo, que no todo puede quedar al aire.

suerte

 

At 01 noviembre, 2007 23:40, Blogger Ale

Yo soy racional, pero tengo momentos en que prefiero dejar que las cosas fluyan.
No me gusta planear a largo plazo, siento que se vive presionado pa cumplir la expectativa y a veces si no se cumple hay frustracion.

El día a día hay que disfrutarlo y tal como dices dejar que nos sorprenda.

Un beso

 

At 02 noviembre, 2007 00:54, Blogger Mondolfo Rodolfes

Muy interesante reflexión

Atte. Mondolfo Rodolfes

 

At 02 noviembre, 2007 01:12, Blogger Vanys

Tuve q releerlo.
Hermoso y muy sincero.
No muy seguido se encuentran esos adjetivos juntos.
Bs.

 

At 02 noviembre, 2007 22:04, Blogger p a u l a ♥

sabí que libélula, yo creo que un poco de control está bien, pero debe ser la mezcla perfecta, como los ingredientes para una receta. Si le echai mucho de uno le quitas el sabor al otro y no queda rico. So, por eso creo que si está bien controlar la mitad, pero nunca tanto como para no poder dejar sorprenderse. Uno nunca sabe lo que pueda pasar dando la vuelta en la esquina, y muchas veces si planeamos tanto algo, nos damos cuenta que todo se desmorona frente a nuestros ojos en un segundo.
La vida está hecha para moverse, para girar de vez en cuanto, para zamarrearnos cuando estamos muy quietos...
saludos libélula, cuidate ;D

 

At 02 noviembre, 2007 22:04, Blogger p a u l a ♥

sabí que libélula, yo creo que un poco de control está bien, pero debe ser la mezcla perfecta, como los ingredientes para una receta. Si le echai mucho de uno le quitas el sabor al otro y no queda rico. So, por eso creo que si está bien controlar la mitad, pero nunca tanto como para no poder dejar sorprenderse. Uno nunca sabe lo que pueda pasar dando la vuelta en la esquina, y muchas veces si planeamos tanto algo, nos damos cuenta que todo se desmorona frente a nuestros ojos en un segundo.
La vida está hecha para moverse, para girar de vez en cuanto, para zamarrearnos cuando estamos muy quietos...
saludos libélula, cuidate ;D

 

At 03 noviembre, 2007 01:21, Blogger Santiago Paz

Equilibrio.

Hay que buscar el equilibrio. No el control.



beijos.



atte:
Paz

 

At 03 noviembre, 2007 13:00, Blogger Sole

Ahhh mi querida libelula... coincido completamente contigo, no hay que perder la capacidad de sorpresa... también prefiero que mi vida se encuentre en constante movimiento... a veces arriba y a veces por el suelo...

Muchos Cariños

 

At 03 noviembre, 2007 14:18, Blogger Jorge Luis Freire

no tener ningún tipo de certeza sobre lo que va a pasar es lo + fantástico del mundo.

 

At 03 noviembre, 2007 15:05, Blogger Kari

Creo que lo más importante, además del control, es seguir moviendose.

 

At 03 noviembre, 2007 17:45, Blogger Nicole

Para mí quizá depende del sentido que uno haya planteado para su vida.
Estaría en contra del control por el control, pero no así cuando hay objetivos vitales que necesitan del control.
Cuando uno siente que va contra el reloj, que 85 años promedio de vida (en mujeres) son pocos para todo lo que quiere hacer con ella, el descontrol puede ser sinónimo de fracaso, de pérdida de tiempo, de sin sentido.Vivir por vivir.
Eso cobra especial peso cuando uno rechaza profundamente lo que la vida le ofrece, en la manera en que lo hace, sobre todo si eso que uno rechaza es dañino, y, por cierto, controlable (de hecho, quizá han sido "otros" los que han ejercido el control y han creado una mierda de vida para aquellos que simplemente se dejan llevar y posibilitan con ello que otros hagan lo que quieran de sus vidas...)
Estoy de acuerdo con que uno por sí sólo no podría controlar ese océano y esos peces. Pero quizá si las algas se contactaran y tomaran conciencia de todo lo que podrían hacer juntas (y de lo que los otros juntos han hecho y las afecta a ellas), serían mucho más felices que dejándose llevar por la marea y las bocas de quienes quieran devorarlas, maltratarlas o lo que les plazca...
nos veimos

 

At 04 noviembre, 2007 16:31, Blogger Luis Alejandro Bello Langer

Necesito tener algunos aspectos de la vida bajo cierto control, sí...pero para algo en onda militar, tampoco es para tanto; sólo unas cuantas directrices me bastan y, lo demás, dejar que me sorprenda tan solo con un plan de contingencia bastante general y flexible.

Saludos cordiales.

 

At 04 noviembre, 2007 17:18, Blogger valosalavalalosa

Tienes razon, yo tambien pienso eso, quiero descontrol, viajar en un auto a la maxima velocidad, lanzarme al viento, es lo mejor...
sentir tan vivo todo dentro del cuerpo :)

saludos
y te agregue a mis links de blog, es que me encantan el tuyo!

 

At 05 noviembre, 2007 11:15, Blogger soloseloquenoquiero

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 

At 05 noviembre, 2007 11:23, Blogger Huayat

Interesante eso de la vida bajo control , salud-os de un humilde aprendiz de poeta .

 

At 05 noviembre, 2007 22:31, Blogger Polux

enumerar las cosas a veces hacen las cosas más sencillas, pero a veces hacen que paresca infiito, imposible, por eso la vida una mierda.

hahaha!

es más dificil saber lo que uno quiere, más facil es lo que no quiere uno.

esmásfacil!

así como la palabrita."

saludos!

n o p i e n s e s t a n t o



es más divertido lo incierto
:)

 

At 06 noviembre, 2007 13:24, Blogger Ricardo Román

Es muy importante lo que dices, estoy de acuerdo. Sin embargo, esto no tiene que ver con el control, pero si con planificar las cosas para que todo fluya mejor.

Hace algunos meses atrás era una persona desordenada (no en mi habitación y mis cosas) sino en mi programación personal, mis tareas, mis actividades. Tenerlo "bajo control" no era precisamente mi lema, sino: "programar mis tareas", que es otra forma de tener las cosas bajo control. De todas formas, hay que vivir de una forma racional, con frialdad muchas veces, como un estratega.

Un besote.

 

At 06 noviembre, 2007 16:14, Blogger 24 de Enero

Pero si lo mejor es el Des - control!