sábado, agosto 26, 2006
Posteado por Libelula a las 4:09 p. m.

Hace años, cuando nuestra edad tenía menos de dos dígitos, teníamos -entre los derechos de los niños que existen- otros que no han sido difundidos como deberían.
Entre ellos, quisiera detenerme en el derecho a pataleo.
A expresar que algo no nos parece y que está mal, exigir a veces, patalear hasta que nos quedemos sin aire.
Ahora que ya estoy más vieja adulta, veo que este derecho ha sido arrancado sin preguntas.
Ahora en la Universidad, quiero exigir mi
derecho a pataleo.
Tal como los estudiantes tenemos un reglamento con "derechos y deberes", así mismo deberían tener (y respetar) los profesores.
Hablo del respeto ya que esta semana ha caido la gota que rebasó el vaso.
Tengo un profesor (de psicofisiología, para no producir confusiones) que es un plato. Cuando tenemos clases a las 14.30, el tiene la desfachatez de llegar a las 16hrs. Y no es la primera vez.
Y está claro que la educación superior en estos días no es un derecho, sino un privilegio, y aún así esta universidad en proceso de acreditación tiene la patudez para pasarnos a llevar de esta manera.
Ok... sueno alegona y tal vez revolucionaria, pero no soy ambas cosas. Sólo la primera cuando corresponde.
Cual es el punto de diferencia que divide ser "alegona" y exigir por lo que uno esta pagando?
Estoy segura que a él no le rebajan las horas de clases que no hace, y que a mí no me lo descontarán de la mensualidad.
Miro a mis alrededores y me doy cuenta que estoy rodeada de puras ovejas. Gente que no sabe sobre derechos ni que cosas puede exigir.
Puras ovejas.
Y yo, claro, me siento como un lobo con piel de oveja entre tanta inocencia comercial.
Porque quedemos claro, esto de la educación, cada vez parece más un negocio.
 
3 Comentarios:


At 27 agosto, 2006 18:53, Blogger yaoteka

El derecho a patalear debería ser de por vida... y también el derecho a comerse alguna oveja de vez en cuando.

 

At 27 agosto, 2006 19:31, Blogger CinQue

me has hecho reir como loco, por lo del derecho a patalear, me parece bien, pero tampoco, porque no soporto a los niños berrinchudos, pero tienes razón en todo lo que dices, cuando yo estudiaba en el sexto semestre lego un profesor a principios de semestre, se paro frente a la clase y dijo: $500 al que quiera un 9 de calificaciòn, cien menos, un nùmero menos de calificaciòn, y no se volvio a parar en clases.
Lo denunciamos pero al parecer el director estaba con él.

Besos.

Muaaaa.

 

At 28 agosto, 2006 01:09, Blogger kurotashio

Veo que aún tienes algunos reparos con la ley del más fuerte (o "más vivo"), pues si bien el flojonazo de tu profesor se las da de bkn y no llega a la hora, aún recibe su sueldo (que debe ser relativamente grande, considerando que uds como alumnos desembolsan sobre 100 mil pesos comodamente en la cuenta de la universidad), y que curiosamente en los contratos de matrícula no tiene pito que tocar (por lo menos el estudiante), ya que en ninguna parte del contrato, o las bases/manual de normativas de las instituciones de educación superior aparece algún puto item que mencione sobre la responsabilidad de sus docentes, aunque claaaaaaaaaaaaaaaaaaro, si bien es un rato extra para no "mamarse" las famosisimas cátedras del susodicho, es una falta de respeto unánime hacía quienes le dan de comer.

Como ejemplo, mi jefe de carrera desde que lo conocemos, casi nunca llega a la hora, o cuando lo hace, se va a tomar sus cafecitos y cosas así, por lo que ya nos hemos acostumbrado tanto a esa situación que incluso le pedimos que termine antes XD ¿Y alegamos? No pos! Yo en su tiempo lo hice hacía el mismo personaje (cuando el no era jefe de carrera) y me tiró un par de puteadas delante de todo el curso (aunque bien sutiles, nada malo), pero al parecer eso fué sólo un roce, pues hoy por hoy somos buenas personas civilizadas.

¿Dº a pataleo? Todo depende de las circunstancias, pero tampoco veo el rebajarse al nivel de quienes no cumplen sus deberes, siempre conciente de lo que uno debe realizar y listo, y si se ponen feas las cosas, enroscar la verdad no mah.

[] kurotashiO!