jueves, julio 06, 2006
Posteado por Libelula a las 1:30 a. m.


Sobre la foto: Nadie recuerda quienes iban en los tanques, pero todos recordamos que alguien tuvo el valor de pararse frente a ellos y defender lo que quería.

“Si el problema tiene solución, ¿para qué preocuparse?
Si el problema no tiene solución, ¿para qué preocuparse?

Algunas veces me pregunto que pasa por la mente de las personas cuando enfrentan un problema.
En algunas frustración, en algunas rabia o impotencia, otras simplemente, se resignan.
Pero que hacer cuando es un problema en conjunto? Es mejor ser parte de la solución o es mejor esperar pacientemente a que otros lo solucionen y despues tomar crédito de ello?
Pasó hace algunos días, algo así.
Había un problema que solucionar en conjunto, y como siempre, alguién que tiene que tomar el control. La persona va, y cuando viene alguien a pedir explicaciones, los demás se hacen los desentendidos, o peor aún, no prestan ni ayuda ni se hacen parte. Se "desligan", que es lo más fácil.
¿Es que acaso estamos acostumbrado que los demás hagan cosas por nosotros y luego hacernos los desentendidos?
Es tan fácil atacar en masa, pero cuando no es justo.. qué hacer?
1.-Callar: ..y con eso.. dejamos la impresion que nuestro ataque es pasivo. Al callar, estamos siendo unos cobardes que dan su silencio a favor de la manada que ataca.
2.-Hablar: ..dar a conocer tu punto de vista sin tomar partidos.. a veces prestar el servicio de "moderador" arbitrariamente.
3.-Comprometerse: Pelear por lo que es justo, o mejor aún, lo que es correcto.
¿Porqué a las personas les cuesta tanto elegir entre estas últimas dos opciones? ¿Es que ya nadie se atreve a "mojarse el potito" por el resto? Entonces que podemos actitudes podemos esperar de los otros con nosotros?
Vamos, está más que claro que lo que uno da es lo que recibe (y aunque no siempre esta relación de reciprocidad se dá, pero siempre es lindo pensar que sí) es conveniente siempre dar el máximo. Por los otros y por nosotros mismos.
Por lo menos, el gasto es el mismo entre hacer las cosas "a medias" y hacerlo bien. Sólo que la diferencia la notamos nosotros. Entre hacerlo a medias, nuestra conciencia siempre nos recordará que teniendo la posibilidad de haberlo hecho bien, lo hicimos mal. Un recordatorio de por vida.
¿Qué es lo malo entonces?
La falta de compromiso de algunas personas. Eso de "sacarle el poto a la jeringa" que tanto los caracteriza. Y luego, culpar a la jeringa.
No deberíamos ver las cosas desde otra perspectiva, ver cual es nuestro compromiso y que es lo que realmente estamos haciendo por cumplirlo?
En esos pasos estoy yo en este momento.
Peleo por las cosas que son justas, y mil veces más por las que no.
Siempre cuesta más defenderse de mil personas a ser la persona número uno que ataca.
Y lo que todos recuerdan al final, son aquellos a los que se detuvieron en su paso para luchar, no aquellos que atacaron en cobardemente en manada.
Y yo, como un "Robin Hood" urbano, defiendo las causas justas, dando la voz y la cara por ellas.
Ganando amigos y enemigos en el camino, pero en mi interior, sé que estoy dando lo máximo.
Tendría sentido la vida si no la vivimos para comprometernos, arriesgarnos y luchar por lo que queremos?
 
7 Comentarios:


At 06 julio, 2006 02:46, Blogger JuanitO

Yo estoy contigo!
Es una batalla diaria Fran pero vale la pena realizarla, aunque des un millon y recibas solo un decimo, ese pequeño porcentaje es el que inspira a seguir luchando siempre.
Fuerza mi niña romanticash
=B*****************

 

At 06 julio, 2006 13:27, Blogger InTelliEye

Bueh!, no soy de las personas que opina por todo.
Nose, seria mostrar demasiado interes por algo en que realmente no tengo interes.
Duermo muy poco como para tambien gastar energia extra ^^!.
Opinaré el dia en que algo me afecte en un 100%, no opinare nunca por un cambio de fecha de una prueba, porque no me afecta. Sea cual sea el dia tendre que estudiar o no estudiar de todas formas, para que reclamar algo, que no cambiara nada?. Más plazo quiza.
Cosas que afecten hacia mia persona!, me defenderé of course!.

jaja buen tema, pero no seas tan cerrada niña, intenta ver el porque de las cosas.

No se hace solamente por cobardia.

Taw!! ^^***

 

At 07 julio, 2006 00:57, Anonymous J.J.

nunca he entendido por ke siempre te leo y te escribo y no hay respuestas
cambio de habitos parece

feliz año

 

At 08 julio, 2006 14:54, Blogger graciaygabriel

Hola, eso de sacarle " el poto a la jeringa " parece ser un mal arraigado en los mas profundo de nuestras raices, es tan típico de nuestro pueblo, delegar responsabilidad, y en particular culpabilidades, eso es pan de cada día en chile.. que el gobierno tiene la culpa por lo que pasa, que la relación amorosa se termino por culpa del otro, que me regañaron debiendo haberte a ti regañado, y asi... pero pucha que es dificil asumir responsabilidades, y poner la cara ante la adversidad, ahi hay pocos y pocas que son capaces de dar un paso al frente y bancarse aquel momento incomodo ( humillante a veces ), me alegro que tu seas asi, no todos son como tu, creo que no somos un pueblo muy valiente..no tanto como me gustaria.
P.D: Oye me encanta tu blog, y me puse muy contento que al mio me lo hayas posteado, espero que sigamos leyendonos

 

At 09 julio, 2006 00:04, Blogger kurotashio

¿Y qué hacer?

A veces me gustaría quedarme de manos cruzadas y resistirme a las consecuencias, pero ¿eso servirá definitivamente para que mi persona pueda seguir avanzando por el camino a medio pavimentar?

Sueño.

[] kurotashiO!

 

At 10 julio, 2006 16:42, Anonymous Mikki

Loviaaaaaaaaaaaaaa :************
beshoteeees :*****
como ta? espero ke mien :>
un saludito pa ute :3****

su Lovia :3** Mikki

 

At 10 julio, 2006 23:20, Blogger Hidden 'x' Place

Concuerdo mucho con lo que dice Juanito, no importa cuanto se entregue y cuánto se reciba. Estoy acostumbrada a recibir poco por lo que entrego, más no me interesa mayormente. Mientras yo me sienta feliz y tranquila conmigo, lo seguiré haciendo.

Siempre es importante tener una razón y luchar, a más no poder, yo doy una batalla, quizás paralela (por la distancia que nos separa), pero quizás también es similar. Soy apasionada por todo lo que hago, y pongo el corazón, me entrego un 110%, pero de nada me arrepiento, creo que esa es la vida. ¿O no?

Cariños srta, un gusto leer sus crónicas.