martes, junio 13, 2006
Posteado por Libelula a las 12:30 a. m.




Día Domingo.
Una tienda comercial que se autodenomina "La Casa De Chile".
Como todas aquellas festividades medias inventadas por los comerciantes para potenciar una compra, se acerca el "Día Del Padre"
Por todos los rincones de la ciudad veo letreros que me indican que esta fecha de conmemoración especial se acerca.
Y yo me veo a mí, y a algunos que me rodean.
Este día, como nunca antes, ahora tiene un sabor agridulce.
Me siento en la vereda antes de entrar solamente por una ampolleta, y veo como hombres y mujeres con destinos comunes entran y luego salen cargados de bolsas.
Veo niños que ven con gran admiración al hombre que llevan de su mano.
Pero también veo niños que van solos con sus madres.
Y la historia de las personas que conozco es más o menos así también.
Cuantas veces algún día en la noche nos quedabamos conversando sobre los padres y nuestra relación con ellos.
Es normal que desde temprana edad los veamos como héroes, aquellos hombres fuertes que por nada lloran, que saben a ser de todo, y que nos enseñan las tonteras por las cual mamá nos reprime.
Aquel hombre que está ahí para enseñarte a tomar un martillo, aquel que más tarde te reta cuando le sacas sus herramientas e intentas armar tu vida muchas veces sin fijarte en las consecuencias.
O puede ser que también aquel hombre no esté.
Que sea la figura ausente que muchas veces opaca tu vida.
Conversaba el otro día con un amigo, y me explicaba la "no-relación" que tenía con su padre. Una frase que me causó algo fue: "Pero mi papá firmó un papel de separación con mi mamá, no con nosotros".
Y con esa frase, me dí cuenta lo común que es.
Tantas personas que casi desconocen al hombre que es su padre.
Padres como rocas.
Claro, hay excepciones, pero cada vez menos.
Ahora ese día se acerca vertiginosamente, y yo, comprando una ampolleta, me doy cuenta que este año, mil personas saludaran a un hombre que les enseñó en el mejor de los casos a atarse los cordones, pero nunca les enseñó ni la ternura de un abrazo, ni a decir "Te quiero".
 
3 Comentarios:


At 14 junio, 2006 01:23, Blogger kurotashio

1. Hoy por hoy cuando escucho "Soy tu padre" me da mucha risa XD

2. Mmmm... tu temita Joolsilla ha tocado mi capacidad humana, claro, considerando que hasta el día de hoy a mi viejo lo veo como un ente que reside en mi casa, come, se baña y habla, considerando empiricamente que es mi "papá" como tal, pero a sabiendas de ciertas conductas heredadas del pasado, sin olvidar salidas tomateras con regreso variable (el alcohol no deja nada bueno te diré, salvo que te vayan hablando todo el trayecto de lo mismo como disco rayado), experiencias que mi madre cuenta como "infidelidades" (dignas para "Historias de Eva"), y sin olvidar de que a pesar de todo lo anterior no puedo hacer nada más que convivir con el, como si nada, mal que mal el es quien hasta el día de hoy ha sido considerao como el gestor de quién te escribe hoy, pero ¿cómo asumir que el actua o siente algo por su hijo? Será que siempre me he aferrado más a mi madre, a pesar de que no siempre estoy de acuerdo con sus planteamientos, salvo cuando era muy niño, aunque las cosas hoy en día están algo imparciales (o por lo menos se encuentran así desde que me cambié de casa y un poco despues, onda por el 2000).

El tema es complejo de todas formas, el querer o no querer es algo bastante insignificante al tomar peso de otros elementos que definen la relación padre - hijo, y como referencia rápida, el domingo pasado juraba que era el "Día del Papá", pero mi mamá rectificó al oido que es esta semana recién (mis amigos colegas los publicistas les da con una fecha bastante al medio en el mes ¬¬), y bueno, regalarle algo es como si nada, pues todo lo deja guardado y nunca usa nada de nada... Por lo menos materialista no es XD (pero ni hablarle del AUTO y su BIcIClEta a MOTor)

Es lo que hay.

[] kurotashiO! ®

 

At 16 febrero, 2007 07:02, Anonymous Anónimo

What a great site »

 

At 16 marzo, 2007 22:42, Anonymous Anónimo

Excellent, love it! »